Connect with us

Nacionales

Maduro llama "loco" a Trump y defiende a Corea del Norte y Palestina

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas, 5 de enero.- EFE.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduros, tildó  a su homólogo estadounidense Donald Trump de "loco" por las declaraciones contra Corea del Norte en las que aseguró que su botón nuclear es "mucho más grande y poderoso".

Lea también: Maduro arremetió nuevamente contra Borges: “Desapareció la Asamblea Nacional”

"Cómo se puede llamar eso sino locura, la locura imperialista", aseguró Maduro en referencia a la interacción entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un sobre poderío militar nuclear.El jefe del Ejecutivo venezolano afirmó que las palabras de Trump "no tienen parangón en la historia de la humanidad".

"Que diga que él tiene un botón más fuerte, más gordo y más grande y que lo puede tocar cuando le dé la gana, ¿para qué?, ¿para destruir el planeta Tierra?", se preguntó. Aprovechó también para reiterar el apoyo del gobierno venezolano con Palestina tras las "amenazas" del presidente estadounidense. "No, Palestina es rebelde, es libre y tiene el apoyo de la revolución bolivariana y de los pueblos del mundo", defendió Maduro.

El pasado martes Trump criticó a Palestina por su negativa a participar en los diálogos de paz en Oriente Medio e insinuó el fin de las ayudas económicas, afirmaciones que fueron calificadas poco después por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) como un "chantaje". El presidente venezolano tachó además de "vulgares" las declaraciones "del imperialismo contra el pueblo iraní" y el "intervencionismo" que, dijo, "busca guerras". "Todo nuestro apoyo al pueblo iraní, al líder supremo (Alí Jameneí) y al presidente (Hasan) Rohaní en este momento de lucha contra el intervencionismo imperialista estadounidense", añadió.

Trump tuiteó hace unos días su apoyo a las protestas en Irán, que comenzaron el 28 de diciembre y que las autoridades dan ya por finalizadas, con frases como "es hora de un cambio". Las manifestaciones comenzaron el jueves pasado por el alza de los precios y la corrupción, pero poco después derivaron contra el propio sistema de la República Islámica, que acabó en disturbios. Amnistía Internacional señaló que las protestas han dejado al menos 22 muertos, dos de ellos agentes de seguridad.

Advertisement




Tendencias