article-thumb
   

Escándalo sobre propagación del sida en los waraos ha llegado al New York Times

El Cooperante | 8 mayo, 2018

Caracas 8 de mayo/Foto: New York Times.- La situación es alarmante. La etnia indígena warao, asentada en el estado Delta Amacuro, sufre una rápida propagación del virus del VIH debido a la escasez de medicamentos, exclusivamente entregados por el Gobierno, el cual, desde octubre pasado no surte los dispensarios públicos, dejando a estos venezolanos al borde de la muerte.

Lea también – Entre deudas y cifras ignoradas: Gobierno silente desahucia a venezolanos con VIH





 

10 de cada 100 individuos están infectados. Sin embargo, al gobierno de Nicolás Maduro parece no importarle, y la situación de las personas con VIH, rápidamente se agudiza. Según el censo de 2011, los warao tenían entonces unos 50 mil integrantes, lo que los convertía en la segunda tribu más numerosa de Venezuela después de los wayuu.

Actualmente los pacientes diagnosticados se han complicado por la carencia de antirretrovirales. En esta comunidad, el VIH está en un nivel comparado al de África al principio de la epidemia. Mientras el Gobierno madurista dice defenderlos, la realidad es otra. Han ignorado el problema, dejando sola a la población ante esta grave amenaza para su existencia. Los fallecimientos y la huida de los sobrevivientes ya han destruido al menos una aldea.


Esta caótica situación ha llegado hasta el New York Times, considerado por muchos como el diario por excelencia de los Estados Unidos. De acuerdo a cifras ofrecidas por Kirk Semple a través de un trabajo de investigación, en una comunidad, alrededor del 35 por ciento de las personas examinadas resultaron VIH positivo.

El VIH fue detectado, según el NYT, por primera vez entre los waraos en 2007 y se cree que fue introducido por un migrante que regresó a su comunidad. Uno de esos tantos jóvenes de la etnia que buscaron trabajo en ciudades lejanas como limpiadores de casas, guardias de seguridad, vendedores ambulantes o en la prostitución.

De acuerdo a investigadores, la epidemia podría ser “devastadora” para los waraos. Julián A. Villalba, quien trabaja en la Facultad de Medicina de Harvard, asegura que más del 80% de los waraos que diagnosticó con el virus entre 2010 y 2012 han muerto. El medico denunció que cuando realizó el alarmante descubrimiento, recibió amenazas del Gobierno.

“No querían mostrar que las políticas estaban fallando”, dijo sobre el madurismo. Una opinión que coincide con la de Ernesto José Romero, el vicario apostólico de Tucupita, durante una entrevista en San Francisco de Guayo, quien aseveró que en el país “hay un gobierno que busca silenciar todo (…) Dicen que se resolverá. Pero cada vez mueren más personas”.

Esto, es solo una dramática muestra del caos que impera en Venezuela. La epidemia que mata a los waraos, es una crisis dentro de un colapso del sistema obsoleto y demagogo que, desde hace 20 años, el Gobierno de Hugo Chávez, y ahora el de Nicolás Maduro han intentado imponer. Mientras las demás naciones disminuyen factores como la tasa anual de nuevos infectados con el VIH y las muertes relacionadas con el sida, Venezuela se hunde en la debacle.

Comentarios

comentarios