article-thumb
   

Escasez y altos costos de repuestos pone en tres y dos a motorizados

El Cooperante

Efe. – Para ningún venezolano es una novedad ver a motorizados circulando en medio de los vehículos, tampoco que vayan en sentido contrario, circulando por las aceras y obviando las luces de los semáforos. Se trata de una realidad producto que en los últimos ocho años se ha quintuplicado el número de usuarios de motos.

“Desde 2012 hasta los cuatro primeros meses de este año hemos contabilizado unos 5,350 fallecidos por accidentes en motos”, dijo el presidente de la Asociación Venezolana para la Prevención de Accidentes y Enfermedades (Avepae), Kenett Agar.

No obstante, las cifras de motoristas fallecidos pasaron de 1,620 en 2013 a 1,414 en 2014, según Avepae, una reducción de casos que da cuenta de que los motorizados finalmente están siendo más precavidos al conducir.

Escasez y altos costos de repuestos

Los “motorizados”, preocupados por la escasez de repuestos y el alto costo de los repuestos, coinciden en que ahora hay que cuidar mucho más un bien que en los últimos años ha incrementado su costo más de diez veces, así como su importancia, pues ahora es un recurso de trabajo para el oficio de “mototaxista” y un medio único de transporte de millones de personas. Muchos, además, utilizan las motos como vehículos familiares y llevan más de dos personas, incluso a niños pequeños.

“Venezuela no es la misma, los recursos no son los mismos, los motorizados tienen más que cuidar su propiedad, tienen que ser más vigilantes con su trabajo”, declaró el mototaxista Néstor Chacón, líder de la organización comunitaria de motociclistas Fuerza Motorizada que propone educación para conductores de dos ruedas.

A juicio del también trabajador del volante, Juan Carlos Tovar, “el hampa está fuerte contra los motorizados”, lo que atribuye a la crisis económica. “Cuando yo compré mi moto, hace cinco meses, me costó 28,000 bolívares y una moto está ahora, por la medida baja, en 150,000”, comentó.

El vehículo preferido de los criminales

Las motos son, además, el vehículo preferido por los criminales, porque le permiten una fácil huida del lugar del suceso y ahora, con escasez de vehículos, repuestos y materiales para su mantenimiento, los robos de motocicletas y asesinatos de motociclistas han aumentado.

El subdirector nacional de la Policía científica, Douglas Rico, declaró el año pasado que “en el 80 por ciento de los robos, secuestros y homicidios siempre hay una moto involucrada”.

Comentarios

comentarios