article-thumb
   

Escort venezolana asesinada en México había denunciado golpiza y ataque con machete

El Cooperante | 21 marzo, 2018

Caracas, 21 de marzo.- Kenny Finol, una joven venezolana que fue hallada con el rostro desfigurado con ácido tras haber sido violada, torturada y asesinada en México, había denunciado cuatro meses antes de su muerte una golpiza descomunal que le propinó presuntamente su exnovio a punta de machete y pistola.

Lea también: Rompió el silencio familia de la escort marabina violada, desfigurada y asesinada en México

Finol, de 26 años, reveló también amenazas de muerte en varios videos que ella grabó y divulgó en las redes sociales en octubre del 2017 y que fueron publicados por el diario Excélsior. “Ayer ese hombre me dio mantequilla, solicitó para un servicio y fui y era él. Casi me mata, me agarró a machetazos, me dio como cuatro machetazos, marica”, dice en uno de los videos aparentemente a una conocida y muestra las heridas en sus brazos, mientras que en su rostro y su boca se ven los los moretones y la hinchazón provocados por los golpes.





La joven había emigrado de Venezuela y trabajaba como dama de compañía en México, servicios que ofrecía mediante un sitio en internet. En febrero pasado asistió a un festival de música electrónica y desapareció. Su cuerpo fue hallado frente a una escuela en Ecatepec, Estado de México. En otro video Finol parece estarse dirigiendo a su expareja, quien presuntamente le había exigido que regresara a Venezuela, según medios de México.

“En la boca, la pistola, no sé si me la ves, tengo un hueco allí en la garganta horrible. Me abriste como un hueco y mírame estoy demasiado inflamada, espérate que se me pase un poquito para yo movilizarme, igual yo no voy a salir de aquí de la casa”, le dice y abre la boca frente a la cámara para mostrar la herida.

Luego le explica que una doctora fue a su casa para curarla y le cuenta lo grave de sus heridas: “Me dijo que me agarrará como 10 puntos en la cabeza porque tengo una apertura muy grande y al lado también, y el brazo lo tengo fracturado”. Finol, que publicaba fotos de ella sensuales en sus redes sociales, asegura en uno de los videos que ya no está promocionando sus servicios en internet y que apenas comenzara a recuperarse se movilizaría.





“Ya yo me mandé a quitar de todo, de las páginas, y solo estoy esperando que se me quite un poquito lo inflado de la cara. Ya mañana me movilizo, pero es que ahorita no me puedo levantar de la cama, no he comido nada, ni he orinado, nada. Así no puedo ir al aeropuerto”, afirma. Cuando apareció el cadáver de Finol tenía huellas de tortura y el rostro completamente desfigurado, pues según las primeras investigaciones, le rociaron ácido en la cara.