article-thumb
   

“Ese es el regalo que quiero”: Lo que sufren las madres de detenidos en El Helicoide

El Cooperante | 13 mayo, 2018

Caracas, 13 de mayo.–  Este domingo, en el que Venezuela conmemora el Día de las Madres, son muchas las que lloran. Unas porque sus hijos están fuera del país. Otras porque están muertos, o detenidos. Natividad Villarroel y Elsa Rodríguez, madres de Geraldine Chacón y Gregory Hinds, respectivamente, forman parte del último grupo.

Lea también – Escasez, hambre y despedidas: Lo que sufren las madres en la Venezuela madurista

Ambos, directivos de la fundación Embajadores Comunitarios, cumplen tres meses y 12 días en las celdas del Sebin en El Helicoide, pese a tener boleta de libertad emitida el 2 de abril. De acuerdo con El Nacional, ese mismo tiempo tienen sus familiares sin conocer su estado físico y de salud.

Lo único que le pido a Dios es que mi hija esté en libertad. Ese es el regalo que quiero”, expresó Villarroel. Aunque ha agotado todas las instancias para lograr la libertad de su hija, asegura que no ha obtenido respuesta. Mientras tanto, Chacón y Hinds, ambos con dos profesiones, enfrentan una “injusta Prisión”.

Rodríguez, quien con 73 años de edad afirma que ha tenido que ponerse a trabajar para zafarse de la angustia de desconocer la situación de su único hijo. “Desde que fue detenido no tengo paz, me mortifica mi hijo allá encerrado, él es un buen muchacho. Mis noches la paso en vela, rezando”.


“Ignoran lo que dicen las leyes y los tribunales. ¿Quién manda aquí? Tengo el convencimiento de que aquí no existe ningún tipo de justicia, los tribunales y jueces están allí limitados, de adornos”, agregó.

Ambas madres no encuentran explicación a la detención de sus hijos, quienes son activistas por los derechos humanos y representantes de la fundación Embajadores Comunitarios, la cual trabaja con estudiantes de bajos recursos que a través de la ONG son becados en las universidades privadas de Caracas.

Comentarios

comentarios