Connect with us

Internacionales

España no considera un delito "pedir sexo oral" para pago de deudas

La Sección Segunda de la Audiencia de Palma dictó que pagar una deuda contraída de forma voluntaria con felaciones o convertirse en “prostituta” del acreedor mientras se liquida el pago no es un delito

Publicado

/

Caracas.- El Tribunal Constitucional de España rechazó este lunes el recurso contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca que no considera como un delito pedir sexo oral como forma de pago de una deuda en la nación europea. 

Lea también: Duque acusa a Maduro de "proteger y resguardar" a los grupos armados

De acuerdo a lo reseñado por el portal español ABC, el tribunal no considera que pedir felaciones como un método de pago sea ilegal después de entender que el recurso no se ajusta lo estipulado en el artículo 49.1 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, en el que se obliga justificar la “trascendencia constitucional” para que un recurso sea admitido. 

Por lo que se mantiene vigente la resolución que no considera como delito pagar una deuda económica con relaciones sexuales entre adultos

En contexto

En septiembre de 2019 una mujer mallorquina, que en ese momento tenía problemas económicos, pidió un préstamo al hermano de su expareja, quien le entregó la suma de 15 000 euros que serían cancelados en cómodas cuotas cuando la mujer pudiera. 

A los pocos días de haber hecho entrega del dinero, el hombre pidió a la mujer hacerle dos o tres felaciones a la semana como pago de la deuda. Ambos sujetos se vieron en cinco oportunidades para tener sexo oral en el vehículo del hombre, quien fue denunciado por la presunta víctima. 

Advertisement

El caso fue desestimado por la Audiencia de Palma por considerar que “había consentimiento libre”, un hecho que llevó a la mujer a presentar un recurso de inconstitucionalidad. 

En este sentido la Sección Segunda de la Audiencia de Palma dictó que pagar una deuda contraída de forma voluntaria con felaciones o convertirse en “prostituta” del acreedor mientras se liquida el pago no es un delito. 

De igual manera se descartó la existencia de un delito continuado de coacciones, a pesar de la petición del fiscal y juez instructor.



Tendencias