article-thumb
   

Esperar a Krampus y esconder escobas: Algunas de las tradiciones navideñas más raras de Europa

El Cooperante | 24 diciembre, 2018

Caracas.- Mientras que en Venezuela nos ponemos ropa interior amarilla, comemos doce uvas después de la campanada, y sacamos las maletas a pasear para recibir el Año Nuevo con prosperidad, las tradiciones de algunos países europeos incluso asustan.

Lea también: Ropa, comida y licor: hiperinflación pone en jaque las tradiciones navideñas de los venezolanos

De acuerdo con Sputnik, en Noruega esconden escobas debajo de la cama para evitar que, como cuenta la leyenda, los espíritus que vuelan esa noche las utilicen para volar, y en Austria, los niños temen que Krampus, una figura demoníaca que da vida a la contraparte de Santa Claus, sea quien los visite en la Navidad por su mal comportar.





En cambio, en Irlanda lanzan trozos de pan contra las paredes para ahuyentar la mala suerte, y en Italia comen lentejas para llamar la buena suerte. Asimismo, las italianas suelen vestir lencería roja para atraer la fortuna y las checas arrojan un zapato de espaldas a una puerta que, según sus creencias, determina si se casarán o seguirán solteras el año entrante.

Comentarios

comentarios