article-thumb
   

Esposa de militar que apareció junto a López el 30-A denunció persecusión

El Cooperante | 4 mayo, 2019

Caracas.- Un grupo de efectivos vestidos de negro, encapuchados, y armados, allanó la residencia de Verónica Noya de Sequea, la esposa de Antonio Sequea Torres, uno de los guardias nacionales que hizo presencia en Altamira el pasado martes junto a Juan Guaidó y a Leopoldo López.

Lea también: “Por falta de pago”: Desalojan de hotel en Colombia a militares que se pronunciaron contra Maduro

En entrevista ofrecida a ABC, Noya denunció que, tanto ella como sus hijos y demás familiares, está siendo perseguidos por el Gobierno de Nicolás Maduro, luego de que su esposo apareciera junto a Guaidó y López, como parte de la insurreción militar.

El jueves, contó, “un grupo (de efectivos) con armas largas, encapuchados y vestidos de negro”, entraron a su vivienda buscándola, sin embargo, ella se encontraba en la residencia de sus padres, la cual, también fue allanada por presuntos funcionarios.

“Han allanado la casa de mis padres, donde han roto todo, se han llevado cosas. Tememos por nuestras vidas”, denunció Noya de Sequea, quien aseguró que desconocía los planes de su esposo, así como su ubicación actual.

Yo no manejo esa información, no estaba al tanto de nada. Mi gran sorpresa fue verle ahí luchando, luchando por el país. Y ahora nos quieren secuestrar, torturar”, dijo al ser interrogada sobre si Sequea fue uno de los aliados que desde el Sebin contribuyó a la liberación de Leopoldo López.

Noya de Sequea aseguró que no ve a su esposo desde el sábado pasado, cuando se fue a trabajar. “Al no poder contactar con mi marido sospechaba que algo pasaba”, sin embargo, sostuvo que desconocía de los planes que lo vincularon más tarde, el 30 de abril, con Guaidó y López.

Sequea es un capitán de la Guardia Nacional Boliariana adscrito al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) desde hace un año. A la fecha, se desconoce su paradero.

Comentarios

comentarios