article-thumb
   

Tras dos intentos de suicidio solicitaron una medida humanitaria para Boris Quiñones

El Cooperante | 8 marzo, 2018

Caracas, 8 de marzo.- Familiares del paramédico Boris Quiñones, quien se encuentra recluido en el  centro de formación para el nombre nuevo “El Libertador” de Tocuyito, solicitaron una medida humanitaria para el preso político, luego de que en menos de una semana intentara quitarse la vida en dos ocasiones al enterarse de que sería juzgado privado de libertad y no con una medida cautelar.

Lea también: Venezuela celebra Día Internacional de la Mujer con al menos 20 presas políticas

Un familiar señaló en exclusiva a El Nacional Web que no supo de su estado de salud hasta el sábado, cuando Quiñones se comunicó vía telefónica para informarle que se encontraba estable: “Sus palabras exactas fueron ‘yo no me pienso podrir aquí’”. El jueves 1° de marzo el paramédico atentó en contra de su vida por primera vez, al ingerir cloro.

Este lunes Quiñones intentó ahorcarse en su celda. Esta vez el penal no se comunicó con los familiares, como lo había hecho en la primera ocasión. “Intentó ahorcarse supuestamente (…) Lo digo así porque no tengo una llamada oficial del penal por ese incidente”, dijo el familiar del recluso.

Quiñones fue sacado de la celda “casi morado y sin poder respirar”, según indicó un contacto de otro preso político a los parientes de Quiñones. El paramédico se encuentra aislado e incomunicado dentro del penal, aseguró la fuente al medio. Desconocen su estado de salud y el paradero.


Quiñones fue aprehendido en las protestas de 2017 cuando auxiliaba a los manifestantes en Maracay, estado Aragua.

Comentarios

comentarios