article-thumb
   

Estos son los cinco tipos de torturadores que existen en el Sebin

El Cooperante | 24 mayo, 2019

Caracas.– Lorent Saleh, ex preso político venezolano revivió nuevamente los horrores que vivió durante los 4 años que estuvo detenido en el Sebin, de los cuales, los últimos 2 años y 2 meses estuvo en La Tumba, una celda de máxima seguridad, ubicada en Plaza Venezuela.

Lea también – Los nuevos uniformes militares serán carísimos porque los fabricará un burgués amigo de la FANB

Actualmente, vive en España luego de haber sido “desterrado” en octubre de 2018, y ofreció una extensa entrevista a Panam Post, en la que detalló, con la voz quebrada, los tipos de torturadores existentes en el Sebin:

1. El torturador chavista: “Está lleno de odio y te dice: ‘tú eres un escuálido, apátrida, traidor, desgraciado’. Y por tortura no hablo de ponerte corriente en los dedos. Sino de meterse con tu familia, humillarlos en la cola, hasta dejarte sin comida un tiempo, o burlarse o sabotearte cosas o generar ruidos para molestarte. Es un torturador militante. Tortura porque es obediente, pero además es chavista”.

2. El torturador amoral: “Tortura porque es completamente sumiso a las decisiones de su organismo. Una persona obediente que no está pensando si es correcto o no. Ordene y entendido. Una persona fría y sin sentimientos. Punto”.

3. El torturador consciente: “Es obediente pero tiene conciencia de lo que está haciendo. Y tortura y llora. Maltrata y llora. Lo vi”.

4. El torturador sádico: “Odia a Maduro, a Chávez, a todo el mundo, y es el que se caía a palos, llegaba rascado y sacaba a los presos de la celda de tortura, los pegaba contra la pared y golpe y golpe, porque estaba rascado (borracho) y era su manera de divertirse”.

5. El torturador opositor amoral: “Tortura, es opositor y tal pero tortura por dinero. Te agarro, te meto en un calabozo de castigo, te maltrato, sin visitas, tú estás desesperado porque eso se termine. Y te dice: ‘Dile a tu papá que me traiga 4 mil dólares ahí’. Que pueden ser 100 dólares como pueden ser 2 millones de dólares, que es lo que te pueden cobrar por una celda, y ese lo hace por una razón económica, su negocio es la tortura”.

 

Comentarios

comentarios