article-thumb
   

Estados Unidos otorgó asilo político a familiares de Óscar Pérez

Reinaldo Villanueva | 10 octubre, 2019

Caracas.- Un juez de inmigración en California, Estados Unidos, otorgó asilo político el pasado 8 de octubre a los familiares del inspector perteneciente al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) asesinado por el régimen, Óscar Pérez.

Le puede interesar: EE. UU. prevé aplicar más sanciones a Cuba por apoyar a Maduro

La madre del funcionario, Aminta Pérez, así como su ex pareja Danahis Vivas y sus hijos Sebastián, Santiago y Derek, recibieron la decisión después de un proceso que se extendió por dos años, refirió Nota de Prensa.





“Ya que llegaron a Estados Unidos por la frontera con México, en lugar de entrar con una visa, estuvieron en proceso de deportación desde el principio, incluyendo un tiempo en detención. Por eso el caso fue atendido por un juez en lugar de un agente de asilo”, explicó el abogado Julio Henríquez, quien es el Coordinador Legal Internacional de Foro Penal

Asimismo, Hernández sostuvo que la documentación introducida pasaba de las 300 páginas, además, “el juez estaba bien familiarizado con todo el material”.

“Poca gente sabe que estuvimos detenidos en la frontera, que pasamos un tiempo en centros de detención de inmigración desde septiembre de 2017, (…) la muerte de Óscar no la hemos superado, lo que vivimos el 15 de enero de 2018 es una cicatriz abierta. Pero es nuestro deber es luchar para que el sacrificio de Óscar no sea en vano. Por eso, seguiremos denunciando al régimen de Maduro en todas las instancias”, expresó la viuda de Pérez.





Tras la decisión, los familiares de Óscar Pérez adquieren un estatus legal permanente en la nación norteamericano y su proceso de deportación es terminado. Indicaron que, junto con la ONG Foro Penal, continuarán acudiendo a instancias internacionales para denunciar las violaciones a derechos humanos y los crímenes de lesa humanidad.

La Masacre del Junquito

Óscar Pérez fue asesinado junto a sus compañeros en un operativo realizado en el Junquito donde se mantenían en la clandestinidad luego de sublevarse al régimen de Nicolás Maduro. El inspector era requerido por robar armamento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y atacar las sedes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Ministerio de Interior y Justicia.

En su ajusticiamiento; se usaron lanzacohetes, granadas y otras armas rusas que acabaron con el chalet donde se resguardaban los disidentes de Maduro.

Por su parte, La sociedad venezolana, expertos y la comunidad internacional, incluso, exfuncionarios del Gobierno, lo tildaron como una masacre.

Los cadáveres en su mayoría tenían heridas de bala en la cabeza denunciaron algunos diputados como Winston Flores. En las redes sociales difundieron videos e imágenes del mega operativo llevado a cabo. Pérez declaró en Instagram minutos antes de ser ejecutados que los policías a cargo de su detención le dijeron que la orden que habían recibido era asesinarlos.

 

Comentarios

comentarios