article-thumb
   

“Estamos haciendo el ridículo”: La confesión de un magistrado del TSJ en el exilio

El Cooperante | 28 agosto, 2018

Caracas.- Todo el escándalo inició antes de la sentencia del TSJ en el exilio que señalaba a Henrique Capriles Radonski como uno de los sujetos a investigar por el caso de la constructora Norberto Odebrecht. El dispositivo del fallo tenía como objeto -en teoría- explicar las motivaciones por las cuales Nicolás Maduro era condenado a 18 años de presidio por el caso de Odebrecht, sentencia que serviría para que a posteriori, el Parlamento sesionara y votara en respaldo a la acción de dicho Tribunal.

Le puede interesar: ¿Error material? Magistrado del TSJ en el exilio reclama cotejar videos de caso Odebrecht

Un magistrado del TSJ en el exilio confesó lo que a su juicio ha sido el desempeño de esa instancia y su constitución en Sala Plena. Bajo estricta condición de anonimato para El Cooperante, el magistrado desglosa las razones de forma y de fondo por las que cree, el TSJ exiliado ha actuado de manera errónea. Manifiesta su descontento con las últimas ejecutorias de sus colegas. Y apunta sobre el origen de ese Tribunal. Dispara el primer fogonazo:

No podíamos constituirnos en Sala Plena porque fuimos nombrados trece magistrados y con trece magistrados no se constituye una Sala Plena. Entonces no podemos decir que somos el Tribunal Supremo de Justicia, porque el Parlamento, al nombrar trece magistrados y destituir la misma cantidad por irregularidades en su nombramiento, estaba reconociendo de facto que los otros magistrados del TSJ con sede en Caracas tenían un origen legítimo. 

Luego dispara el segundo fogonazo:


“Es mentira que la sentencia en la que se menciona a Capriles fue un error material. Eso es falso. Desde el inicio, hay un grupo político detrás de este Tribunal que pretende manejarnos según sus intereses. Este es el grupo de Antonio Ledezma, Cecilia Sosa Gómez y María Corina Machado, entre otros. Por algo no mencionaron a Ledezma en la sentencia. Y tras este grupo, hay otro grupo económico poderoso que maneja a algunos de mis colegas. Y entonces así fue como se desvió el objeto original de lo que llaman Tribunal Supremo en el exilio, que no es Tribunal, porque como dije, no podíamos constituirnos en Sala Plena utilizando para ello a los suplentes, en vista de que el Parlamento no objetó el nombramiento de los restantes 19 magistrados, limitándose únicamente a trece de ellos. Los denominados “magistrados express”.

“En mi opinión, parece que tratan de utilizarnos con un solo fin, y ese fin es destruir a la Asamblea Nacional, pretendiendo arrojar un manto de dudas sobre ella, y alegando que nosotros hemos sido reconocidos como Tribunal por 65 países, cuando esto es absolutamente falso. Incluso, a pesar del respaldo de (Luis) Almagro, permíteme recordarte que Almagro declara a título personal y nunca a nombre de la Organización de Estados Americanos”.

Se atreve a más. Cita un mensaje de uno de sus colegas de aquel TSJ exiliado tratando de “arreglar el entuerto” de la mención a Capriles. Hizo llegar a esta sala de redacción el mensaje íntegro, que reproducimos a continuación:

“A estas alturas salir con la excusa de que hubo un error material, cuando la página tiene más de trescientas mil visitas, es otro error, creo que lo saludable para todos es poner en movimiento una escalada de explicación que el hecho de haberlo nombrado Odebrecht, no significa culpabilidad ni condena, por cuanto el presidente de dicha compañía obedece líneas y sigue los parámetros del gobierno, y que la noticia resaltante es la condena de Maduro y no los nombres de los otros nombrados o señalados y qué (sic) lo resaltante es que Capriles aseveró, que se somete a la investigación por cuanto no tiene nada que ocultar y está a la orden de la fiscalía para que lo investigue y que la decisión no tiene un fin político, ni de mala fe y en ese orden el presidente debe iniciar una campaña explicativa de esa situación en los términos acordados, sin dejar internamente de estar consciente que se cometió un error táctico, no de principio y así protegemos al TSJ que está en una situación de peligro institucional, protegemos a Capriles que es pieza importante del bloque opositor, y nos presentamos al país como gente seria, confiable y sin doblez”

“Considero que hay que bajarle el tono a la discusión interna y dirigir los esfuerzos a la confección de la sentencia, por cuanto la misma vence el día miércoles, desviemos los el calor de la discusión a realizar la sentencia, para poder publicarla, espero sus aportes . Muchas gracias”.

Al término de la declaración a El Cooperante, este magistrado sentencia:

“Estamos haciendo el ridículo. Hemos convertido esto en un circo. Y tú no puedes seguir alegando que la situación es única y por ser única, entonces hay que reinterpretar la Constitución. Eso no es así. Se está engañando a un sector del país que cree que con estas acciones vamos a salir del régimen de Maduro”.

 

 

Comentarios

comentarios