article-thumb
   

Estampida roja: Ex viceministro de Chávez entra en programa de protección de testigos de EE.UU.

Christhian Colina

Christhian Colina.- Este martes el periodista de investigación Casto Ocando informó que el exviceministro de Energía Eléctrica durante el Gobierno del fallecido Hugo Chávez, Nervis Villalobos, entró al programa de protección de testigos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, a raíz de una investigación a la que es objeto por el presunto blanqueo de capitales a través de una empresa de su propiedad en el Banco de Madrid.

Villalobos es un ingeniero eléctrico egresado de la Universidad del Zulia, que inició su carrera en la administración publica en la empresa de Energía Eléctrica de Venezuela (Enelven), luego se desempeñó como director general de Energía del Ministerio de Energía y Minas durante la gestión de Alí Rodríguez Araque y con la llegada de Rafael Ramírez a la cartera gubernamental pasó a ocupar el viceministerio de Energía Eléctrica.

El pasado 15 de marzo el diario español El Mundo publicó una investigación en la que aseguraban que el ex viceministro recibió 50 millones de euros por “asesoría oral” de empresas que contrataban con el Estado Venezolano y que luego eran depositados en el Banco de Andorra y en el Banco de Madrid. Específicamente la investigación apunta Villalobos mantuvo un contrato con condiciones irregulares con la empresa “Duro Felguera”.

Otros de los señalados en la investigación son el efectivo castrense Alcides Rondón (que ocupó puestos clave de seguridad durante el Gobierno de Chávez), el exviceministro de Desarrollo Javier Alvarado, el jefe de los servicios de inteligencia Carlos Aguilera y los empresarios Rafael Jiménez y Omar Farías. Según El Mundo, estas seis personas “han podido manejar fondos en España procedentes presuntamente de sobornos millonarios a cambio de adjudicaciones del régimen venezolano”.

De acuerdo al portal Poderopedia, en el año 2007 el fallecido Luis Tascón lo denunció como el responsable de contratar empresas que incurrieron en malversación de fondos en la construcción de la central eléctrica Fabricio Ojeda, ubicada en el estado Mérida, una obra destinada a solventar los problemas de generación eléctrica en la región andina del país. Tascón se refirió a una presunta estafa de 60 millones de dólares en aquel proyecto.

Comentarios

comentarios