Connect with us

Nacionales

Este fue el recorrido hecho por sacerdote keniano antes de desaparecer y ser encontrado muerto en Monagas

Su cuerpo fue hallado por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) colgado en una zona boscosa en la zona de Guara. Allegados dudan que se haya tratado de un suicidio

Foto del avatar

Publicado

/

Josiah K’Okal padre sacerdote

Caracas/Foto: TaneTanae.- El sacerdote misionero proveniente de Kenia, Josiah K'Okal fue encontrado sin vida el martes 2 de enero en el estado Monagas. Su cuerpo fue hallado por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) colgado en una zona boscosa en la zona de Guara.

Lea también: Arquidiócesis de Caracas confirma muerte de sacerdote keniano en Monagas

Su muerte fue confirmada por la Arquidiosesis de Caracas. El sacerdote, que vivía en el estado Delta Amacuro, se encontraba desaparecido desde el lunes 1 de enero.

Los vecinos del sacerdote misionero dudan que se haya tratado de un suicidio. Para el medio TaneTanae relataron cuál fue el recorrido de Josiah K'Okal antes de desaparecer y ser encontrado sin vida.

Pasadas las 9:00 am del 1 de enero de este año el cura salió de la casa de la congregación Dani Consolata en el sector Paloma, municipio Tucupita, a bordo de una bicicleta.

En la residencia dejó los documentos de identidad y su celular. Según relataron algunos allegados al medio regional, el presbítero acostumbraba ejercitarse a la par de recorrer las comunidades que evangeliza.

Advertisement

Pasadas las 10:00 am, saludó a los habitantes del urbanismo indígena Janokosebe, en un tramo de la carretera nacional, para proseguir su peregrinar vía.

Cerca de las 11:00 am, lo vieron cruzar una alcabala de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), apostada en el dique, y continuó su travesía al lado monaguense, donde se le perdió la pista.

El hallazgo del sacerdote

Tras horas de búsqueda fue encontrado muerto. Su cuerpo estaba colgado en una zona boscosa de Guara.

"Al sacerdote Josiah K’Okal, proveniente de Kenia, lo hallaron colgado de una soga en una zona boscosa cerca de un punto de control en las afueras de Tucupita. Según allegados, es poco probable que se trate de un suicidio. ¡Esperamos las pesquisas!", indicó en redes el periodista Óscar Schlenker.

Por su parte, la Arquidiósis de Caracas solo se limitó a decir que “el Cardenal Baltazar Porras junto a la Arquidiócesis de Caracas se unen en oración con la Congregación Instituto Misioneros de la Consolata por la muerte del sacerdote keniano Josiah K'Okal en Tucupita, Delta Amacuro. Fue un buen sacerdote y un generoso misionero. Paz a su alma”.

Advertisement




Tendencias