article-thumb
   

Eveling de Rosales: Le pedí a Manuel que no volviera, pero me dijo que no

Christhian Colina

Christhian Colina.- El retorno al país del exgobernador del estado Zulia, Manuel Rosales, ha generado sentimientos encontrados en la familia Rosales- Trejo, por un lado su esposa e hijos están emocionados por tenerlo en casa, pero por el otro no pueden negar el miedo que sienten al saber que el dirigente opositor será detenido con un futuro incierto. “Le pedí a Manuel que no volviera“, confesó la alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo.

“Entre familia conversábamos lo bonito que era compartir con todos y lo difícil que era dejar la residencia oficial. Fue la época que Manuel salía de la Gobernación para ser alcalde. Pero nada de eso pudo darse. No ha podido disfrutar ni de este espacio ni de sus hijos desde hace casi siete años. Alejandrita ha crecido (la hija menor de Rosales), los muchachos se han graduado y así han pasado tantas cosas”, recuerda la mandataria local de la última vez que estuvo en el país el presidente fundador de Un Nuevo Tiempo.

Al ser consultada por lo conversado con su esposo la semana pasada durante su visita a Panamá, confesó que fue a pedirle que no regresara al país. “No me permitió ni siquiera que se lo planteara. Simplemente habló con Alejandrita y ella, en su inocencia, le dijo: ‘papi, mami va a renunciar a la Alcaldía, te vas a quedar con nosotros y voy a estudiar en un colegio aquí’. En ningún momento me dio espacio ni oportunidad para que le planteara esa posibilidad. Yo le planteé que esperara las elecciones, pero me dijo que no”, reveló.

En el país donde vivimos todo está al revés, donde la justicia está secuestrada, los inocentes están presos y los delincuentes en la calle. Aquí la justicia no es justa. Son sentimientos encontrados entre la emoción de tener a Manuel de vuelta, con sus hijos, y el miedo de lo que pueda suceder, pero ya no se trata de nosotros como familia, se trata de algo más importante, de Venezuela. Viene con la verdad en la mano”, dijo.

Trejo de Rosales asegura estar consciente que el dirigente de la tolda azul será detenido al llegar al país el próximo 15 de octubre a través del aeropuerto de La Chinita. “El Gobierno tendrá que explicarle claramente al mundo, a su familia, de qué van a acusar a Manuel para meterlo preso. Cuando hablo con mis hijos soy positiva y sé que las cosas saldrán bien. Es cierto que hay otra verdad, que otra cosa puede suceder y también lo he hablado con ellos”, concluyó

Con información del diario La Verdad

Comentarios

comentarios