article-thumb
   

Excandidato Romney lidera revuelta republicana para frenar al “farsante” Donald Trump

Christhian Colina

Efe.- Mitt Romney, candidato republicano a la Presidencia de EE.UU. en 2012, lanzó este jueves un duro ataque al polémico magnate Donald Trump, favorito para lograr este año la nominación, a quien definió como un “farsante” que llevaría al país al “abismo”.

Con esa embestida, Romney abanderó la revuelta de los sectores tradicionales del Partido Republicano, que plantan cara a la cada vez más evidente candidatura a la Casa Blanca de Trump, al que no ven apto para dirigir al país más poderoso del mundo.

Lea también – George Clooney acusa al republicano Donald Trump de oportunista, fascista y xenófobo

El tono xenófobo, demagógico y divisorio de la campaña del magnate causa enorme malestar en el “establishment” republicano y ha hecho saltar las alarmas del partido ante su Convención Nacional de julio próximo, que designará al candidato a la Presidencia. “Si nosotros, los republicanos, elegimos a Donald Trump como nuestro nominado, las expectativas de un futuro seguro y próspero van a disminuir enormemente“, subrayó Romney durante un discurso en la Universidad de Utah.

Vinculado a las estructuras del partido conservador, el excandidato tildó al magnate inmobiliario de “farsante”, al tiempo que desacreditó su éxito empresarial al espetar que “él heredó sus negocios, no los creó”. “Sus promesas son inútiles, como una carrera de la Universidad Trump, señaló el exgobernador de Massachusetts en alusión a la institución académica creada por el multimillonario, cuyas operaciones cesaron en 2011 bajo sospecha de prácticas ilegales.

Romney, que en 2012 perdió las elecciones ante Barack Obama, alertó de que Trump “está embaucando al público estadounidense” con ideas vagas, como la construcción de un muro en la frontera sur para taponar la inmigración ilegal y la promesa de que México pagará esa muralla.

Sin apostar por uno de los contendientes que le disputan a Trump la nominación, Romney avaló a los senadores Ted Cruz y Marco Rubio, así como al gobernador de Ohio, John Kasich, pues el neurocirujano retirado Ben Carson ha dejado entrever que abandonará la pugna.

Comentarios

comentarios