article-thumb
   

Exdiplomática venezolana en Marruecos negó acusaciones en su contra por explotación laboral

El Cooperante | 27 junio, 2019

Caracas.- En marzo de 2018, se hicieron públicas las denuncias que Leila Qazdar, exasistente consultar y archivista en la Embajada de Venezuela ante el Reino de Marruecos, hizo en contra de los diplomáticos venezolanos Uma Ananda Dagnino González y Omar Nabil Nasser Solórzano por presuntamente haberla sometido a “explotación a fines personales” y por presunta agresión sexual.

Lea también: Así se despidió Kirk Duguid ante el cierre de la embajada de Canadá en Caracas

El pasado 12 de junio, un año y tres meses después de que El Cooperante replicó la información relacionada con la denuncia, Dagnino González solicitó un derecho a réplica a esta redacción para negar rotundamente “todas y cada una de las acusaciones” formuladas en su contra por la ciudadana Qazdar en una carta abierta dirigida a la Cancillería de la República en 2016 y reiteradas en 2017 y 2018.

Dagnino González, en correos enviados a El Cooperante, dijo que Qazdar fue rescindida de su trabajo en 2015 porque, entre otras cosas, la exasistente consular agredió verbal y físicamente al personal administrativo y diplomático de la misión venezolana en Marruecos, además de esconder claves consulares, no notificar su ausencia por vacaciones, y ocultar información consular a sus superiores, “tratando de atornillarse en su puesto de trabajo”.

La exdiplomática expresó el despido de Qazdar “desató aún más su ira impulsando una guerra mediática de desinformación en Venezuela, en Marruecos y en el mundo a través de la distribución de una carta con argumentos totalmente falsos y sin ninguna prueba ni recursos, más allá de tratar de conmover a los lectores al tocar temas de género y vulnerabilidad de los derechos laborales, cuando el caso ha sido abusos reiterados de su parte”.

Asimismo, Dagnino González indicó que la mujer ha clonado cuentas de correos y ha creado redes sociales con identidades falsas para “propagar injurias” en su contra. “La rescisión el contrato laboral de la señora Laila Qazdar cumplió con todos los procedimientos y normativas legales tanto marroquíes como venezolanas y con el aval de documentos, testimonios y denuncias y así consta ante los tribunales de justicia marroquíes”, dijo.

La exarchivista, quien trabajó en esa embajada desde 2004, relató en las cartas que una de las presuntas irregularidades ocurrió en 2011, cuando Dagnino González le pidió encargara de la embajada mientras ella se dedicaba a ser profesora de danza en su propia escuela de ballet. Todo esto bajo una promesa de pago “bien remunerado”, sin embargo, Qazdar afirmó que nunca fue cancelada.

Luego, en 2014, Nasser Solórzano ocupó el lugar de Dagnino González. De acuerdo con la denuncia, desde ese momento el señalado se centró en lograr la renuncia inmediata de Qazdar. Asimismo, le asignó “responsabilidades extras no remuneradas”, aseguró haber sido víctima de “malos tratos, insultos” y de acoso sexual. Después, fue despedida por su “mal trabajo”.

Documentos enviados por Dagnino González a El Cooperante:

Exdiplomática venezolana e… by on Scribd

Comentarios

comentarios