article-thumb
   

Exigen intervenir Capitanía de Puerto en Güiria por “complicidad” en trata de personas

El Cooperante | 6 junio, 2019

Caracas/Foto de portada: Protección Civil.- El diputado a la Asamblea Nacional, Robert Alcalá, exigió este jueves la intervención de la Capitanía de Puerto de Güiria y de la Estación Principal de Guardacostas Zona Atlántica, en el estado Sucre, por ser presuntamente cómplices con una mafia de trata de personas que opera desde esa localidad del país hacia Trinidad y Tobago.

Lea también: “Emergencia humanitaria”: 6,5 millones de venezolanos no tienen acceso a medicamentos

Alcalá aseguró en una entrevista ofrecida a Globovisión que a la capitanía portuaria le pagan 550 dólares por embarcación para que selle el zarpe sin cumplir con las normas exigidas para navegar. Indicó que los botes parten hasta con casi 40 pasajeros, cuando su diseño es para la pesca y puede trasladar no más de 10 tripulantes.

Señaló que en el entramado de corrupción, además de los guardacostas, también estarían implicados efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y existe la presunción de la complicidad de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

La embarcación Jhonnalys José naufragó el martes 26 de abril en una zona peligrosa conocida como Bocas del Dragón, en donde termina el Mar Caribe y comienza el océano Atlántico. El diputado denunció que se pudieron haber rescatado a más personas, pero no hubo capacidad de respuesta por parte de las autoridades, quienes iniciaron la búsqueda cuatro días después.

Esa misma situación se repitió cuando desapareció el bote Ana María el jueves 16 de mayo con 33 personas a bordo, del que no existen indicios de naufragio. Por esta situación, el Alcalá cuestionó la discriminación del Estado hacia algunos venezolanos y recordó todo el despliegue que se realizó en 2017, cuando desapareció el hijo del exministro de Comercio e Inversión Extranjera Miguel Pérez Abad, luego de que la avioneta en la que se trasladaba impactara en las costas litorales.

En tal sentido, el parlamentario comentó que los nueves detenidos por estos casos deben ser trasladados de Güiria porque corren peligro y pueden ser víctimas de la mafia que controla el tráfico de personas para obligarlos a que no hablen. Cada pasaje, de acuerdo con el diputado, tiene un valor de 300 dólares, lo que se traduciría en unos 9 000 dólares si la embarcación lleva 30 tripulantes.

Alcalá explicó que el supuesto capitán del bote Ana María que fue encontrado por un estadounidense y trasladado a un hospital ubicado en Granada logró fugarse. Según las autoridades de Trinidad y Tobago, el sujeto tenía antecedentes penales por trata de personas en ese país. No obstante, el diputado criticó la negligencia por parte de la Cancillería venezolana por no solicitar que el ciudadano fuera devuelto.

Comentarios

comentarios