article-thumb
   

“Existe una sociedad de pocos y para pocos”, dice el Papa durante homilía en Ecatepec

Christhian Colina

Efe.- El Papa Francisco denunció este domingo cómo el comportamiento del hombre crea “una sociedad de pocos y para pocos”, en la multitudinaria misa que celebró en Ecatepec, un municipio mexicano con un alto nivel de marginación y de violencia.

En el área campestre del centro estudios de Ecatepec se concentraron cerca 300 mil personas para escuchar al Sumo Pontífice, quien habló en su homilía de que el sueño de Dios “está continuamente amenazado por el padre de la mentira, por aquel que busca separarnos, generando una sociedad dividida y enfrentada”. Lo que crea, dijo, “una sociedad de pocos y para pocos”.

Comenzó su sermón recordando que ha comenzado el tiempo de Cuaresma, que precede la Pascua, y que “es un tiempo especial para recordar el regalo de nuestro bautismo, cuando fuimos hechos hijos de Dios”. “La Iglesia nos invita a reavivar el don que se nos ha obsequiado para no dejarlo dormido como algo del pasado o en algún ‘cajón de los recuerdos’ e invitó a en este periodo a “recuperar la alegría y la esperanza que hace sentirnos hijos amados del Padre”.

Con unos cuatro millones de habitantes, Ecatepec tiene una cifra de 35,9 homicidios por cada 100 mil habitantes, triplicando la media nacional, también ostenta las primeras plazas en extorsiones y padece en los últimos años una preocupante escalada de feminicidios y altos índices de pobreza.

Por eso el Papa también se refirió al sufrimiento de cuando “experimentamos en nuestra propia carne, o en la de nuestra familia, en la de nuestros amigos o vecinos, el dolor que nace de no sentir reconocida esa dignidad que todos llevamos dentro”. “Cuántas veces hemos tenido que llorar y arrepentirnos por darnos cuenta que no hemos reconocido esa dignidad en otros“, exclamó.

Y agregó: “Cuántas veces -y con dolor lo digo- somos ciegos e inmunes ante la falta del reconocimiento de la dignidad propia y ajena”. Por ello, indicó que la “Cuaresma es tiempo para ajustar los sentidos, abrir los ojos frente a tantas injusticias que atentan directamente contra el sueño y proyecto de Dios”.

 

Comentarios

comentarios