article-thumb
   

Expansión de dolarización “de facto” aplasta poder adquisitivo

Christhian Colina

Christhian Colina.- Aunque pudiese ser contradictorio que un Gobierno que pregona por el mundo su animadversión por Estados Unidos y todo lo vinculado “al imperialismo yanqui” adopte medidas orientadas a una “dolarización no oficial de la economía”, la realidad del país no escapa de ello. Las transacciones comerciales con moneda extranjera forman parte de la cotidianidad de los venezolanos que compran o alquilan vehículos, boletos aéreos, viajes en crucero, apartamentos, casas o reciben tratamientos en el área estética.

Recientemente, el Gobierno Nacional autorizó a la compañía Ford Motors comercializar los vehículos en dólares y activar nuevamente la producción, que fue paralizada en marzo. El acuerdo suscrito por el Ejecutivo establece que “los clientes darán a los concesionarios los dólares, que serán utilizados para importar partes de automóviles y ser ensamblados en la planta de Valencia”, aseguró Gilberto Troya, jefe del sindicato de Ford Motors de Venezuela.

En el país la compra, venta y alquiler de inmuebles, vehículos, servicios estéticos y turísticos se pueden realizar en dólares, al punto que algunos sitios web solo ofrecen la posibilidad de pago en moneda extranjera. Pese a los pasos del Gobierno que apuntan a la dolarización de la economía, está en mora en cuanto al acceso a las divisas controladas por el Estado. Actualmente el sueldo mínimo en Venezuela es de 34 dólares mensuales, calculados a la taza vigente del Sistema Marginal de Divisas (Simadi).

En el caso de las aerolíneas la realidad no es distinta, empresas como Cubana de Aviación, Delta, Copa, Aerolíneas Argentinas y Avianca ofrecen los boletos de destinos internacionales para que sean cancelados en moneda extranjera. Caso similar al de la empresa Turaser que promociona un viaje en crucero desde La Guaira –estado Vargas- hasta Aruba, Curacao, Colon y Cartagena de Indias, con precios en dólares.

Beneficios de la dolarización en Venezuela

El director de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, explicó que el mecanismo podría contribuir a disminuir la inflación, por cuanto se le quitaría al Banco Central de Venezuela (BCV) la posibilidad de emitir dinero sin respaldo en reservas para financiar el déficit.

Mientras que el experto internacional José Luis Cordeiro, aseguró que “la economía crecería y los venezolanos no seríamos pobres como ahora, además habría mayor ingreso para el gobierno. A ellos les gustan los dólares, los únicos que tienen acceso al dólar a 6,30 es el gobierno, lo que demuestra que el dólar es bueno.”

Comentarios

comentarios