article-thumb
   

Existe “criminalización selectiva” contra medios y periodistas, aseguran expertos

Admin

El Cooperante.- “Estamos en presencia de un régimen de tolerancia represiva: ‘Te tolero en la medida en que no me resultes incómodo’. Criminaliza a los medios críticos que se meten con su gestión y transparentan lo mal que lo está haciendo, pero no lo hace en la medida en que se autocensuran”, señala Marcelino Bisbal, director del posgrado de Comunicación Social de la UCAB, con relación a la situación actual de los medios de comunicación en el país.

Advierte que en el país se ejerce “una criminalización selectiva” contra medios de comunicación y periodistas. Por su parte, Mariengracia Chirinos, directora de libertades informativas de IPYS Venezuela, afirma: “En el Gobierno de Maduro se han agudizado la criminalización y el discurso violento hacia el periodismo. Se abre un círculo de impunidad en la medida en que voceros del Gobierno amenazan. Es muy grave en una sociedad democrática cuando un jefe de Estado o un alto funcionario promueve este tipo de discurso o comete la acción y expone a medios y a periodistas a acciones de otros grupos”.

Añade que entre las estrategias destacan la persecución penal y tributaria contra medios de comunicación independientes, así como situaciones alarmantes de seguimiento y vigilancia de periodistas.

Por su parte, Luisa Torrealba, coodinadora de IPYS e investigadora del Ininco, recuerda que algunos funcionarios han ejercido acciones penales contra medios que pueden implicar cárcel.

“Esto atenta contra la normativas internacionales de los Derechos Humanos según las cuales no puede haber sanciones penales por el ejercicio de la libertad de expresión, pero sí una responsabilidad ulterior que podría generar multas y establecer censura previa”, indica.

Para finalizar, Carlos Correa, coordinador de la ONG Espacio Público, considera que existe “una política estatal de la persecución a los medios”. Destaca que “se está instaurando una sociedad de miedo en la que cada vez es más difícil denunciar los hechos. Esto se siente como periodista y como ciudadano”.

Con información de El Nacional

Comentarios

comentarios