Connect with us

Vitrina

Exreina de belleza habría aprovechado su trabajo como azafata para lavar dinero del narcotráfico

Glenis Zapata enfrenta cargos por presuntamente ayudar a transportar 310 000 dólares en ganancias de la venta de droga a México

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: Cortesía. Glenis Zapata, quien fue coronada en 2011 como Miss Indiana, está siendo señalada de usar su empleo de azafata para presuntamente ayudar  a traficantes de cocaína a transportar grandes sumas de dinero en efectivo a México y otros destinos estadounidenses en viajes de aerolíneas comerciales. 

Lea también: Concierto de Aventura en Caracas: ¿cuál es el precio de los boletos?

De acuerdo al diario Chicago Sun Times, la exreina de belleza enfrenta cargos por presuntamente ayudar a transportar 310 000 dólares en ganancias de la venta de droga a México en un caso que permitió la incautación de un jet privado en Gary, Indiana, en el año 2021.

Zapata, de 34 años, fue acusada en un caso federal junto a su hermana Ilenis Zapata, de 33, y Georgina Bañuelos, de 39. 

Tanto Ilenis Zapata como Georgina Bañuelos han sido acusadas de presuntamente lavar 400 000 dólares procedentes del narcotráfico mediante el intercambio de billetes de menor denominación por billetes de mayor valor. 

Otras 15 personas fueron acusadas anteriormente de ser parte de una red que, según las autoridades federales, contrabandeaba cocaína desde México a Chicago y otras ciudades de Estados Unidos.

Advertisement

Por su parte, las autoridades emitieron una orden de aprehensión contra el presunto cabecilla del grupo, identificado como Oswaldo “Gordo” Espinosa.

En noviembre de 2021, las autoridades de EE. UU. confiscaron un avión Bombardier Challenger en el aeropuerto de Gary, Indiana, luego de que se descargara la droga y se condujera a Chicago, donde agentes de la DEA incautaron la cocaína en un vehículo deportivo cerca de un hotel ubicado en el centro de la ciudad. 

El avión había cubierto la ruta de México a Houston, donde cargó la cocaína antes de continuar hacia Gary, según el medio de noticias estadounidense.

Fuentes revelaron a Chicago Sun Times que Glenis Zapata no era azafata en ese avión y, hasta el momento, no se ha determinado para qué aerolínea trabajaba. 

Tanto Zapata, quien había sido detenida después de dejar a su hijo en la escuela, como las otras dos mujeres, fueron puestas en libertad el martes. 

Advertisement

Ahora, el gobierno federal busca confiscar un segundo avión, un Cessna de 1973, de uno de los acusados, Ricardo Tello, junto con relojes de lujo.

Tello sería el jefe de una de las dos células de la operación en Chicago. El hombre, según Chicago Sun Times, sería el encargado de coordinar los envíos de cocaína en camiones con remolque. 

Sin embargo, el hombre ha negado cualquier conexión con el dinero ilícito. Actualmente, se encuentra en prisión a la espera de juicio después de que un juez dictaminara a principios de 2014 que correría riesgo de fuga si se le permitiera salir en libertad.



Tendencias