article-thumb
   

Exsecretario del PP Ricardo Costa confesó que su partido “se financiaba con dinero negro”

El Cooperante | 24 enero, 2018

Caracas, 24 enero.- El antiguo secretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, reconoció este miércoles la financiación ilegal de su partido apuntando directamente a Francisco Camps, expresidente de la Generalitat Valenciana.

Lea también: Felipe González reveló que no habla con Mariano Rajoy ni con Pedro Sánchez

“Es cierto que el PP se financiaba con dinero negro”, manifestó sobre los actos de la campaña de las elecciones autonómicas de 2007, una de las tres campañas cuestionadas. En su declaración, Costa involucró también a Juan Cotino, el expresidente de Les Corts valencianas, quien se encontraba detrás de las relaciones con los empresarios contratistas de la administración pública que abonaron el dinero en negro, reseñó el diario ABC.





En un inicio torrencial en su declaración, Costa -quien se enfrenta a siete años y seis meses de prisión por delitos electorales, falsedad y delitos fiscales- ha reconocido que nunca denunció las irregularidades y ha asumido la responsabilidad que ello conlleva.

“Se hacían entregas de dinero negro en efectivo de empresarios y se ingresaban en la sucursal del Santander en Valencia con un límite de 3.000 euros”, relató. El acusado también ha asegurado que mantuvo una reunión con Luis Bárcenas, entonces gerente del partido, quien le advirtió de que esta práctica no era legal.


El dinero negro sufragó los mitines en los que participó Mariano Rajoy en los comicios autonómicos de 2007 y de las generales de 2008, según la declaración del acusado, que ha expresado este miércoles, diez años después de los hechos, su deseo de colaborar con la justicia.

Este juicio resolverá si el PP de Valencia se saltó las normas para financiar las campañas de las elecciones municipales y autonómicas de 2007, y de las generales de 2008, una acusación que han admitido ya 13 acusados de un total de 19. Nueve empresarios contratistas de la Generalitat valenciana levantaron el telón admitiendo el pago de 1,2 millones de euros con dinero negro.

Comentarios

comentarios