article-thumb
   

Fabiana Rosales: La mejor herencia que le puedo dejar a mi hija es un país libre (+Video)

El Cooperante | 19 marzo, 2019

Caracas.- Fabiana Rosales, esposa del presidente encargado Juan Guaidó, llegó la madrugada de este martes a Chile para asistir a varias actividades, entre las que destaca un encuentro con migrantes venezolanos que dejaron todo en busca de una mejor calidad de vida y oportunidades de trabajo en ese país.

Lea también — Fabiana Rosales en Chile: El único que hoy tiene una masacre en Venezuela es Maduro

En su primera visita en Chile, Rosales comenzó su agenda en el programa matinal de Mega, Mucho Gusto, en el que conversó sobre la crisis que padece Venezuela en la actualidad y el futuro próximo que espera de su país.





Durante la entrevista concedida a dicho espacio televisivo, la comunicadora social expresó que enero fue un mes clave para Venezuela, pues la ciudadanía vio renacer la esperanza que se había perdido el pasado año, sobre todo en diciembre, cuando “estábamos desesperados y decepcionados”.

Confesó que un día antes de que Juan Guaidó asumiera las competencias del Ejecutivo Nacional en un acto de masas “nunca antes visto”, ambos conversaron sobre todos los escenarios que podrían presentarse después de que él se juramentara.

“Lo hablamos el día anterior de lo que se venía, las amenazas de cárcel y lo que íbamos hacer. Juan me dijo: estás dispuesta, sabes la magnitud del reto que se viene y le dije sí. (Él le dijo) yo sé que puedes, por eso estamos en esto, lo vamos hacer bien, porque vamos bien”, señaló.





Al ser consultada por panel de periodistas de Mucho Gusto sobre si no tuvo miedo de asumir este reto junto a Guaidó siendo tan jóvenes y teniendo a una pequeña hija, Fabiana expresó que ese sentimiento siempre está en las personas, pero es de “valientes” enfrentarlos.

“El miedo es libre, pero enfrentarlo y superarlo es de valientes y cuando uno tiene un hijo uno quiere dejarle una buena herencia  y la mejor herencia que le puedo dejar a mi hija es  un país libre, en un país donde ella pueda ejercer su profesión libre en su país, que pueda decir lo que quiera y que nadie la encarcele por eso y que su meta no sea graduarse para irse de Venezuela, sino ejercer en su país”.

Comentarios

comentarios