article-thumb
   

“Fanatismo estúpido”: Expresidente de VTV pidió perdón por haber apoyado a Maduro

El Cooperante | 14 marzo, 2019

Caracas.- Muchos recordarán cuando Jordán Rodríguez, expresidente del canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), se atrevía a negarle a los venezolanos la severa crisis que ha afectado a miles y sostenía la versión de que cualquier falla que ocurría en el país es responsabilidad exclusiva de la oposición y no de quienes forman y han formado parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

Lea también: La fiesta nada socialista en Madrid en la que el hijo de Padrino López ofreció pastillas (+Video)

Con el paso del tiempo y la intensificación de la precariedad en el país, muchos periodistas del canal han desertado de la ideología madurista y han reconocido abiertamente que estuvieron equivocados. Ahora, Rodríguez pidió perdón a sus seguidores y amigos en las redes sociales por haber apoyado y defendido a la llamada revolución bolivariana.

“Dios nos perdone por tanto daño, oscuridad y odio. Confío en que todo esto pasará a ser solo un mal recuerdo. Yo pido perdón por el fanatismo estúpido creyendo en gente que no vale la pena ni un pensamiento. Lo siento”, fue el mensaje que escribió en su cuenta en Facebook y que posteriormente compartió en sus historias de Instagram.

Este sería la primera publicación en la que el expresidente de VTV se expresa abiertamente en contra del Gobierno madurista. Un informante hizo llegar a la redacción de El Cooperante una serie de comentarios en los que Rodríguez ya dejaba ver su rompimiento con la política de Maduro.

“En el pasado he cometido, como la mayoría, el pecado de la soberbia y el error del fanatismo. Hoy digo que todos debemos recordar que el amarillo, azul y rojo  nos representa a todos por igual”, publicó en Instagram el 2 de febrero, pocos días después de que Juan Guaidó jurara asumir las competencias del Ejecutivo nacional y de que cientos de venezolanos retomaran las calles para exigir un cambio de Gobierno.

“Les digo, recuerden que lamentablemente para nosotros como pueblo, la mayoría de los políticos luchan por intereses, lo han demostrado con su accionar a lo largo de los años (…) No caigamos en provocaciones, no llevemos a nuestra nación a más guerra absurda”, prosiguió el periodista.

En una fotografía de la población de Petare, manifestó que hace tiempo eligió por su paz y por abogar por la paz de todo el que quiera estar en ella. Aseguró que  no tiene “facturas vicios ni facturas pendientes como ustedes y sepan que oro por sus corazones a ver si algún día dejan de ser «radicales» de la miseria y el odio para que comiencen a vivir”.

“Dejen de hacer captures de pantalla y mandar cuentas boots a tratar de seguirme porque simplemente estoy en otro nivel”, resaltó. En una publicación del 24 de enero, el expresidente del canal estatal se había quejado por el precio del kilo de queso, que en ese momento costaba alrededor de los 15 mil bolívares mientras que el salario estaba establecido en 18 mil bolívares.

La fuente nos informó que Rodríguez presuntamente se encuentra radicado en Chile, pero esta versión no pudo ser confirmada. El periodista no ha publicado nada referente a ello y mantiene su perfil actualizado con mensajes positivos y relacionados con la meditación.

Su esposa también

Lorena Gil, periodista y esposa de Jordán Rodríguez también se cansó de Maduro y ahora se dispone a asistir a las marchas convocadas por presidente interino de Venezuela en contra del Gobierno chavista. La mujer recurrió a su perfil en Instagram el pasado 25 de enero para contar que llegó a un punto de concentración a las 9:00 de la mañana “y ya se nos había adelantado un mar de gente”.

En la publicación, Gil expresó que no le gustan las marchas ni las concentraciones, pero asistió en nombre de sus hermanos: uno que se fue del país “huyendo del fracaso económico” y el otro para que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional no lo metiera preso.

“También fui por los fusilados de El Junquito, por los presos políticos, por los niños sin medicina, por los maestros, por los hospitales, por la falta de transporte, porque no me gusta el país que tenemos y quiero un lugar mejor”, dijo la periodista.

En instantes, recibió innumerables críticas por parte de los seguidores del chavismo. “¡Estamos Venciendo al gringo! El presidente sigue y seguirá siendo Nicolás Maduro”, le respondió un usuario en la publicación. “Usted tiene todo el derecho de defender al que quiera. A usted le duele Maduro, a mí me duele toda la nación venezolana”, replicó la periodista.

Gil contó que cuando pasó por el canal del Estado “por lo menos había agua en los baños” y dijo que “lo que cuentan ahora parecen historias de terror, pero no, es la realidad, VTV está como el país”.

Comentarios

comentarios