Connect with us

La Lupa

Fiscal Argentina imputa a toda la tripulación del avión venezolano iraní retenido en Ezeiza

La sospecha de que el copiloto del Boeing 747, Mohammad Khosraviragh, también pertenezca a los cuerpos de inteligencia de Iran, aceleró la decisión. De comprobarse, se trataría del hombre que trabajó varios años y en forma muy cercana al General Qassem Soleimani

Publicado

/

Caracas. La fiscal argentina Cecilia Incardona no sólo imputó a toda la tripulación del avión  Emtrasur detenido en el aeropuerto de Ezeiza, sino que solicitó que  se profundice la investigación sobre el piloto iraní Gholamreza Ghasemi y su posible vinculación con "el terrorismo internacional"

Lea también: "Petro: "Me he comunicado con el gobierno venezolano para abrir las fronteras""

Y el asunto se complica cada día, porque ahora están analizando si el copiloto del Boeing 747 iraní, Mohammad Khosraviragh, en verdad podría ser “Mohammad Khosrviragh” un activo colaborador de la inteligencia iraní”, según las investigaciones que están en curso tanto en Argentina como en el FBI, quien alteró las últimas letras de su apellido para burlar a las autoridades.

De acuerdo con la denuncia de varios diputados de la oposición argentina, “Mohammad Khosrviragh trabajó varios años y en forma muy cercana al General Qassem Soleimani quien fue el jefe de la fuerza de elite Quds y arquitecto de la creciente influencia militar de Irán en Medio Oriente y las acciones de esta fuerza a nivel global”.

Lo otro que también se investiga es si  el avión pertenece a Venezuela ya que, según la  última documentación aportada a la causa, se  muestra que Mahan Air sigue siendo la dueña de la aeronave y que se encuentra operada por Conviasa, la estatal venezolana cuya subsidiaria es Emtrasur, pero que estarían alquilando el Boeing bajo un contrato que incluye a la tripulación, según también denunciaron los diputados opositores.

Sobre este aspecto pidió indagar la fiscal, al sostener que "debe acreditarse de modo fehaciente la titularidad de la aeronave y corroborar si la firma Mahan Air tiene aún algún tipo de vinculación con aquella".

Advertisement

La  decisión de la fiscal, que deja bajo investigación al resto de la tripulación, se basa en se encontró con circunstancias irregulares que la llevan a indagar "si el verdadero objetivo del arribo de la aeronave a nuestro país fue exclusivamente para transportar mercadería de autopartes, o bien si estuvo fundado en razones diferentes a las alegadas".

En este punto se pidió investigar si eventualmente el proceder del piloto iraní y la tripulación "constituye un acto de preparación para proveer bienes o dinero que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo, su financiamiento u organización".

Hasta el momento "surgieron varios rastros que imponen la necesidad de proseguir la investigación respecto de Ghasemi Gholamreza, de toda la tripulación que de él dependía, de la aeronave y de su carga, conforme las obligaciones del Estado Argentino para prevenir y sancionar hechos de terrorismo", sostiene el dictamen al que accedió el diario Clarín.

La fiscal busca determinar si "el vuelo y su tripulación ingresó a nuestro país con alguna finalidad delictiva".

Como es sabido, la empresa de aviación Mahan Air fue sancionada en octubre de 2011 por la OFAC -una oficina que depende del Departamento de Estado norteamericano- por proporcionar apoyo financiero, material o tecnológico para la Guardia Revolucionaria Iraní y las Fuerzas Quds, y por transportar armas y personal para Hezbollah.

Advertisement

La información de inteligencia del FBI menciona que una de las modalidades de actuación de estas organizaciones es utilizar vuelos civiles para transportar clandestinamente armas y componentes militares avanzados, entre otros elementos. "En nuestro caso, justamente se trató de un vuelo comercial (civil) comandado por el nombrado Ghasemi", insistió la representante del Ministerio Público Fiscal. 

Asimismo, sostiene el dictamen de la fiscalía,  se detectaron inconsistencias en la información respecto de quiénes componen la tripulación, "lo cual será también profundizado en la investigación".

Por último, "deberá indagarse aún más por el contenido de la carga, con la finalidad de verificar si coincide la operación comercial declarada con el contenido real de la mercadería que transportaba el avión".



Tendencias