article-thumb
   

Forense revela que disparos contra Geraldine Moreno fueron a corta distancia

Admin

Jose Á. Palacios.- Las explicaciones del anatomopatólogo durante la audiencia del juicio público y oral que se celebró este martes en el caso de Geraldine Moreno fueron enfáticas: El disparo que recibió la joven estudiante fue a corta distancia, lo que ocasionó graves lesiones que condujeron a su muerte. Habría sido atacaba por un teniente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) durante las protestas en contra del Gobierno en febrero de 2014.

Es la primera vez que un anatomopatólogo forense -encargado de realizar la autopsia a la estudiante fallecida- declara como testigo promovido por el Ministerio Público (MP) y la defensa, informó el abogado de la defensa, Luis Armando Betancourt. El especialista especificó que el disparo recibido por Moreno era de perdigones de plástico, que dejaron marcas de tatuaje en su cuerpo debido a la corta distancia en la que fue disparada el arma.

Con las declaraciones del especialista, la defensa asegura que las acusaciones contra los implicados en la muerte de Moreno están bien sustentadas. La próxima audiencia del juicio fue pautada para el viernes 28 de agosto con la presentación de un nuevo testigo.

Después de cinco meses de espera se reinició por segunda vez el juicio contra los tenientes imputados en el asesinato de Moreno. En este tipo de casos según la experiencia en tribunales, se podría tardar un tiempo de un año y medio para lograr la sentencia definitiva del caso, informó Betancourt.

El teniente segundo de la GNB, Alvin Bonilla Rojas, acusado de propinar el disparó que segó la vida de Moreno, revocó a su abogado privado y se le nombró una defensa pública. Por su parte, la abogada Constanza Ordoñez seguirá en la defensa de Francisco Caridad Barroso, otro de los acusados por los delitos de homicidio calificado, quebrantamiento de pactos internacionales y uso indebido de arma orgánica.

Comentarios

comentarios