article-thumb
   

¡Fracaso policial! Briceño León: “Lo que ha hecho el Gobierno es un elogio a la violencia”

Christhian Colina

El Cooperante.- “La violencia que afecta a los venezolanos no es producto de una maldición que le cayó al país sino de políticas públicas desacertadas en materia de seguridad”, afirmó este lunes el sociólogo Roberto Briceño León, presidente del Observatorio Venezolano de Violencia, organización no gubernamental que dictaminó, mediante un estudio en la materia, la comisión de 27 mil homicidios en todo el territorio nacional durante 2015.

A juicio del también docente de la Universidad Central de Venezuela, tan alarmante realidad puede traducirse de dos maneras: lo que se ha hecho y lo que se dejó de hacer en todo estos años.

Lo que ha hecho el Ejecutivo en todos estos años ha sido un elogio de la violencia, un elogio de las armas, un elogio de los violentos, de la muerte y todo eso ha tenido un impacto en el comportamiento de los delincuentes. Y por el otro lado, lo que se dejó de hacer: dejar de perseguir al delito, dejar de perseguir a los delincuentes y encarcelarlos, se dejó de hacer enviar un mensaje de que no es lo mismo ser un delincuente y un asesino que un trabajador y estudiante dedicado”, dijo.

El investigador afirmó que se conjugan una suma de factores los cuales, básicamente, expresan la destrucción institucional y del tejido social como causa de la violencia que coloca a Venezuela en la nada honrosa posición de ser uno  de los dos países más violentos del mundo. “Así como es difícil explicarse la crisis social y económica, el empobrecimiento, en un país con tanta riqueza como Venezuela, igual es complejo entender el nivel de violencia de un país que era considerado no violento”, planteó.

Rememoró que no fueron pocos los funcionarios que manejaban el poder que visualizaron, en un concepto erróneo del problema de la inseguridad, a la inseguridad como una herramienta política para atemorizar a la oposición o propia de la lucha de clases, evocando el pensamiento marxista de la violencia es la gran partera de la historia.

Otros entendieron que como la violencia tenía un origen en la desigualdad, en la pobreza, entonces lo que había que hacer era políticas sociales en vez de perseguir a los delincuentes, incluso, no utilizar a la policía porque eso era propio de los gobiernos de derecha. Pero, resulta que las políticas sociales y de prevención no fueron acompañadas por acciones de control, represivas”, indicó.

Comentarios

comentarios