article-thumb
   

Francisco realiza masiva misa en Guayaquil, “les doy mi bendición pero no les voy a cobrar”

Christhian Colina

EFE.- El Papa Francisco celebró una multitudinaria misa ante más de un millón de fieles en la ciudad de Guayaquil, esta actividad la tenía programada para su segundo día de visita en Ecuador. En medio de cánticos y oraciones, decenas de miles de personas hicieron vigilia desde la noche del domingo para tener un lugar de privilegio en la tan esperada ceremonia que encabeza el Sumo Pontífice.

Antes de la misa, el Papa visitó el santuario de la Divina Misericordia junto al arzobispo de esa ciudad, monseñor Antonio Arregui. Allí pidió a los fieles que recen por él y les aseguró: “Los llevo a todos en el corazón (…) les doy mi bendición, pero no les voy a cobrar nada”, manifestó Francisco minutos antes de dar inicio a la multitudinaria ceremonia. Durante la tarde regresaría a Quito, donde mantendrá un encuentro privado con el presidente Rafael Correa.

En el sermón, el Papa habló sobre el afán de Jesús por enseñar, acompañar y sanar. Luego comparó las bodas en Cana con la vida de cada generación, cada familia y cada persona. Se basan en “nuestros intentos de hacer que nuestro corazón logre asentarse en amores duraderos, fecundos, alegres. Demos un lugar a María y hagamos con ella ahora el itinerario de Cana”.  También comparó el vino del cual se hablaba en el Evangelio, con la carencia de amor. “El servicio es el criterio del amor. El que ama, sirve”.

Más tarde se refirió a María como una mujer humilde y amorosa y animó a la multitud a repetir “María es madre”. Cuatro celebrantes acompañaron al Santo Padre. Cerca de la una de la tarde los asistentes al parque Samanes se dieron la paz y se procedió a dar la comunión para los celebrantes de la misa. Alrededor de 250 mil hostias fueron repartidas en el acto.

Comentarios

comentarios