article-thumb
   

Nieves, el desertor rojo que imputó a Lina Ron y a los atacantes de la Sinagoga de Maripérez

Christhian Colina

Christhian Colina.- El nuevo desertor de las filas del Ministerio Publico, Franklin Nieves, Fiscal 41º Nacional con Competencia Plena, conocido por imputar y lograr la condena contra Leopoldo López y los jóvenes Christian Holdack, Ángel González y Demian Martín por los hechos de violencia de febrero de 2014, también ha tenido en su poder casos sonados como el de Lina Ron, Leocenis García, Oscar López Colina, la profanación de la Sinagoga de Maripérez y la Masacre de Kennedy.

Franklin Eduardo Nieves Capace, egresó de la Universidad Santa María, con el título de abogado e ingresó al Ministerio Público en el año 1995. Salió del país en compañía de su esposa María Eugenia Zambrano (periodista de Radio Nacional de Venezuela), el pasado 19 de octubre a las 12 del mediodía desde el Aeropuerto de Maiquetía con destino al Aeropuerto Reina Beatrix, en Aruba. Donde luego partió a Miami, en Estados Unidos, y en el que presuntamente era esperado por agentes de la DEA y el FBI.

Fue el encargado de las investigaciones de la “Masacre de Kennedy”, suceso ocurrido el 27 de noviembre de 2005, donde fueron asesinados tres estudiantes de la Universidad Santa María y otros tres resultaron heridos, por responsabilidad directa de funcionarios policiales y cuyo hecho quiso presentarse posteriormente como un enfrentamiento entre delincuentes y policías.

Participó junto a los fiscales 45° y 62° Dorys Daniela Márquez y Silvia Honigman, en la investigación e imputación a ocho policías y cuatro civiles por la presunta comisión de los delitos de robo agravado en grado de coautores, acto de desprecio contra un culto, asociación para delinquir y concurso real de delito, por el robo perpetrado en la Sinagoga Tiferet Israel, en Maripérez, durante la noche del 30 y la madrugada del 31 de enero de 2009.

Fue el encargado de imputar a Lina Ron ante el Tribunal 18 de Control de Caracas por la comisión de los delitos de violencia contra la libertad de comercio, violencia, instigación a delinquir, agavillamiento, intimidación, lesiones personales, concurso real del delito, así como tenencia y uso ilícito de objetos calificados como arma de guerra (bomba lacrimógena). La acusación se produjo luego que el 3 de agosto de 2009 atacara junto a un grupo de oficialistas la  sede de Globovisión.

El 8 de agosto de 2013 realizó en compañía de agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), un allanamiento en el apartamento de Oscar López Colina (entonces jefe del despacho del Gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski), en donde incautaron laptops, documentos de finanzas personales y teléfonos celulares.

Era el fiscal acusador en la causa judicial que le sigue el tribunal 29° de Juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, a cargo de la jueza Aris José La Rosa Álvarez, al editor del semanario 6to Poder, Leocenis García, por el delito de legitimación de capitales.

En el 2013, también fue uno de los fiscales que acusó al director de Traslados del Ministerio de Servicios Penitenciarios, Álvaro Marcano Báez, por presuntamente facilitar el escape de Emiliano José Zapata, preso de El Rodeo y novio de la modelo Karla Osuna.

Comentarios

comentarios