article-thumb
   

Fraude por $57 millones entre Ecuador y Venezuela desangró fondo del Sucre

Jose G Martinez

A 57,9 millones de dólares asciende el fraude entre empresas ecuatorianas y empresarios venezolanos por concepto de importaciones que nunca se efectuaron. El sistemático fraude desangró el Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre), creado en el 2008 bajo el auspicio del fallecido presidente Hugo Chávez, para fomentar el negocio entre los países de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), según reseña El Nuevo Herald.

Las autoridades ecuatorianas determinaron que usando documentos alterados se montaron ocho empresas a nombre de terceros. Una vez que las compañías cambiaban de dueños, se abrían cuentas bancarias que eran manejadas por Luis Guillermo Carmona Salazar, un empresario venezolano que es investigado por las autoridades ecuatorianas por fraudulentas exportaciones a Venezuela y en las que se realizaron millonarios giros para transferir el dinero, entre otros destinos, al sur de la Florida e incluso a un club de la Primera División de Fútbol de Argentina.

La Fiscalía ecuatoriana investigó las operaciones de Carmona a raíz del cierre del Banco Territorial, en marzo del 2013, donde se encontraron irregularidades en las operaciones del sistema Sucre. Las autoridades siguieron la pista de cuatro empresas que debido a los problemas se cambiaron a la cooperativa Coopera para seguir recibiendo dinero desde Venezuela.

Finalmente determinaron que eran ocho las empresas relacionadas con Carmona y que operaron en Coopera. Estas son: Ibicampus, Judamai, Lemantec, Megasesorías, Multiregi, Multisun, Produatlas y Yamelcorpsa. Casi todas abrieron cuentas en la cooperativa cuencana entre el 17 y 18 de abril del 2013 y recibieron 57,9 millones de dólares en menos de dos meses.

Carmona llegó a Ecuador en febrero del 2012. Cinco meses antes ya había comprado acciones en cuatro empresas, junto con su socio y compatriota Morris Lemig Sierralta Sucre. A su vez, Sierralta poseía dos compañías adicionales y en una de ellas era socio con el también venezolano Javier Mezquita Puig. Para mayo del 2012, Carmona compró otras tres sociedades.

Sierralta tiene cinco empresas activas en Miami. En dos es socio con Mezquita Puis y en otras dos con su padre Miguel Antonio Sierralta. Este último recibió 25 mil dólares de Produatlas. Carmona está llamado a juicio por lavado de activos dentro del caso Coopera. Están sentenciados a cuatro años de prisión y multa de $70.7 millones, dos ex funcionarios de Coopera: Rodrigo SánchezAucay y Raúl Carpio Pérez por lavado de activos. La apelación a la sentencia fue negada.

Con información de El Nuevo Herald

Comentarios

comentarios