article-thumb
   

“Fue horrible”: Estudiantes de la UCAT narran el ‘infierno’ que vivieron durante el secuestro

El Cooperante | 1 noviembre, 2018

Caracas.– Tras 48 horas de haber sido rescatados por una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), los tres estudiantes de la Universidad Católica del Táchira (UCAT), María Laura Ferrer Boscán, Francisco Andrés Carrillo Salas y Dexsi Eliceth Martínez Vega, rompieron su silencio y contaron lo vivido durante el cautiverio.

Lea también – Denuncian que oficialistas están detrás del secuestro de los tres estudiantes de la UCAT

Al ser abordados por la prensa, reseña La Nación, relataron que fueron entre cuatro y cinco días de angustia e incertidumbre en los que los maltrataron, no les dieron comida ni agua, además de que no les permitieron el aseo personal.  “Es horrible estar privada de la libertad, es súper horrible no ver, súper horrible no comer. Somos jóvenes y la idea es que disfrutemos al máximo la vida pero de buena manera. Estuvimos en unas condiciones horribles, estábamos tirados en el piso, no comíamos, maltratados, o sea vivir un secuestro es horrible. Lo que más me movió es cuando nos dijeron: ‘Cicpc, bienvenidos a la libertad‘”, dijo Dexsi.

Por su parte, Francisco Andrés reiteró lo ya comentado y detalló que para omunicarse entre ellos, se tocaban, pues no se podían ver. “Siempre estuvimos pendientes el uno del otro”, agregó.

María Laura Ferrer dijo que fue desesperante el no saber nada de la familia y de lo que estaban sintiendo sus seres queridos. “El no poder ni siquiera cepillarse los dientes, no poderte bañarse, el no comer fue duro. Lo primero que se me vino a la mente (al verse secuestrada) fue mis padres. Creer que nuestra familia estaba comunicada, el desespero de qué le estarían diciendo a nuestra familia, fue duro. Pero mantuvimos siempre la fe de que eso pasaría”, expresó.


Asimismo, relató el momento del secuestro: “Fuimos abordados en la intersección entre el Obelisco y el cruce para Metrogol. Nos chocan, pues un golpe considerado bastante fuerte. Mi compañero se baja a ver qué pasa, en ese momento dos personas enmascaradas y con peluca, llegan y encañonan a mi compañero, y a nosotras no agarran las manos e inmediatamente nos atan, y ya de una vez nos tapan la vista y quedamos sin visión alguna”.

Abatidos y detenidos durante el procedimiento

Como M. Torres, de 60 años; dueña del inmueble y “cuidadora” de las víctimas, y J. Espinoza, de 27 años, considerado como el “llamador” o quien llamaba para exigir rescate y, también como “pegador”, es decir, autor material del triple secuestro, fueron identificados los detenidos con el Cicpc.

Sobre los abatidos, se conoce que ambos eran hermanos, siendo identificados como Jovany Antonio Castro Urdaneta, de 35 años de edad, de oficio indefinido, y Alberto Antonio Castro Urdaneta, de 26 años, también de oficio indefinido. Tras resultar heridos durante un enfrentamiento, fueron trasladados al CDI local, donde fallecieron.

Los secuestradores exigían 50 mil dólares por una de las víctimas, y 20 mil por las otras dos, o en su defecto, una transacción de bitcoin, aseguró el medio regional.

Comentarios

comentarios