Connect with us

La Lupa

¿Fue Petro un delator? Los "Petroleaks" que nadie quiere recordar

La conversación que mantuvo Gustavo Petro con el embajador de Estados Unidos y fue filtrada por Wikileaks, lo hizo ver como un delator de dirigentes de su propia organización política, a quienes acusó ante el funcionario norteamericano de tener nexos con las FARC

Publicado

/

Caracas. "Estuve 20 años dentro del M19 como para alguien me acuse de chivato", fue la respuesta del entonces senador  Gustavo Petro ante el escándalo que generó en Colombia la publicación de las conversaciones que mantuvo con el embajador de Estados Unidos en Bogotá y que  fueron filtradas en los famosos Wikileaks. El encuentro se produjo en 2008 y el escándalo estalló 10 años después, cuando se hizo público el documento que la embajada envió  a Washington, una información clasificada como "confidencial" y donde el tema a tratar era " Investigación a personas con lazos con las FARC".

Lea también: "El terror se llama Petro para algunos venezolanos que huyeron a Colombia"

En ese documento se lee que  " El senador Gustavo Petro nos dijo que él no descarta la posibilidad de que algunos miembros del Polo Democrático mantengan vínculos inapropiados con las FARC". Petro se refería específicamente a los senadores Piedad Córdoba, del Partido Liberal, y Wilson Borja y Gloría Inés Ramírez, estos dos últimos del Polo  Democrático al cual Petro también pertenecía. Tanto  Borja como Ramírez se enfrentaban entonces a Petro  en las elecciones internas del Polo Democrático.
Obviamente, el escándalo con la publicación de estos Wikileaks -llamados en Colombia los "Petroleaks"-, obtuvo una rápida  respuesta de los acusados. Piedad  Córdoba y William Borja arremetieron contra Petro.  "Borja dijo sentirse traicionado pues era compañero de Petro en la comisión del Congreso y en los debates contra el paramilitarismo. Agregó que su familia es cercana con la de Petro, sus hijos se conocen y no comprende esas declaraciones", publicó la revista Semana. 

En su descontento, Borja llegó a aconsejarle públicamente: “Hombre, no haga marrullerías en política... usted la embarró por no conectar la lengua con el cerebro...

“Esas cosas Gustavo las acostumbra. Todo aquello que le pueda significar a él una ventaja frente a su posición política, frente a su interés político, Gustavo las usa”, añadió Borja.

Por su parte, Piedad Córdoba señaló que no entiende por qué Petro fue a la embajada de Estados Unidos a rendir cuentas y que siempre  se rumoreaba sobre su cercanía con los embajadores americanos. “Yo no veo qué tenga uno que estar haciendo todo el tiempo en la embajada americana, lambiendo allá”, agregó.Ante la pregunta, ¿Cómo es la condición humana de Gustavo Petro?, Córdoba prefirió no responder: “paso” contestó. 
 Wilson Borja lo atacó señalando que lo "hizo en el momento para congraciarse con la embajada norteamericana por la pregunta que le hicieron. No pensó dos veces siquiera lo que estaba diciendo. Lo hizo intuitivamente por quedar bien con la embajada norteamericana. Ese es Gustavo. Gustavo quiere ser presidente de este país y quiere demostrar que lo puede hacer democráticamente y que no tienen que temerle porque fue guerrillero. Él es un animal político y le quiere sacar provecho a esas actitudes. Nunca pensó que eso que dijo a la embajada lo fueran a sacar 10 años después".

Advertisement

Para defenderse de las acusaciones, Petro aclaró que nunca fue a la embajada norteamericana. “en la residencia del embajador si estuve por los actos protocolarios” dijo y agregó que “el 22 de mayo, cinco días antes de la filtración, ya había ocurrido lo de Raul Reyes cuando le cogieron computadoras... los uribistas pensaban que iba a aparecer el nombre de Petro pero  el fiscal hizo una rueda de prensa y habla de los computadores de Reyes y saca los nombres de Piedad Córdoba y Wilson Borja... yo vi la rueda de prensa y me preocupó”.

Petro afirmó que lo que dice el cable sobre que sintió preocupación respecto a las relaciones que tenían Piedad Córdoba, Wilson Borja y Gloria Inés Ramírez, es verdad. “Tras conocerse el contenido del computador de Raúl Reyes y la rueda de prensa del fiscal Iguarán, yo si tuve dudas sobre ellos, y así lo interpretaron los funcionarios de la embajada”.

Un año después de esas conversaciones en la embajada de Estados Unidos, Gustavo Petro fue grabado por su propio amigo y ex camarada del M-19,  Juan Carlos Montes, recibiendo fajos de dinero, justo cuando abogaba  en el Congreso para evitar que los narcos fueran extraditados.

Petro fue el único senador que movió esa propuesta a favor de los narcotraficantes.

 Según distintas fuentes consultadas por el medio  El Expediente y con base en la denuncia del abogado Abelardo De La Espriella,  el senador Petro habría recibido un dinero de parte de estructuras criminales en cabeza del capo Daniel ‘el loco’ Rendón Barrera.

Advertisement

"Para esa época Rendón Barrera estaba escondido en Venezuela, desde donde manejaba las rutas del narcotráfico en Colombia y Venezuela, un capo como todos con el temor de terminar extraditado, como finalmente ocurrió. Cayó el 12 de septiembre de 2012 en un operativo en el que colaboró el MI6 Británico."

La defensa de Gustavo Petro se ha concentrado en desvirtuar la fecha del video. Montes, su amigo quien lo grabó a sus espaldas, quiere dejar una pista mostrando la portada del periódico El Tiempo a la cámara. Petro, en su defensa,  ha dicho que el dinero provenía de un préstamo de Simón Vélez. El arquitecto emitió un comunicado negando tal préstamo.

Pero tal como también se lee en los documentos filtrados, los funcionarios de la embajada dejaron por sentado que "Petro dijo que prefería los narcotraficantes y los paramilitares desmovilizados. juicio en colombia. Dijo que si fuera elegido, reservaría la extradición para aquellos que no cooperaron con la justicia colombiana. Dijo que la práctica actual llevó a cabo la extradición demasiado rápido, antes de que los acusados revelen el grado de su participación con las autoridades de GOC. Petro planteó la cuestión del acceso a paramilitares extraditados actualmente en prisiones de los Estados Unidos. El Embajador reiteró las acciones tomadas por el gobierno de los Estados Unidos para facilitar dicho acceso a las autoridades legales colombianas. Petro sugirió que el gobierno de los Estados Unidos también proporcione visas o estatus de refugiado a familiares cercanos de los extraditados, lo que, según él, estimularía la participación de los paramilitares en el proceso de la Ley de Justicia y Paz».



Tendencias