article-thumb
   

Gianpiero Capizzi, el alcalde rojo que Tareck El Aissami tiene en la mira por corrupción

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- El manto de protección rojo no es eterno. Aunque Gianpiero Capizzi, alcalde del municipio Libertador del estado Aragua, ha sido señalado como “socio” del gobernador de esa entidad, Tareck El Aissami, el mismo mandatario regional lo tendría en la lista de alcaldes oficialistas con boleto sin regreso a alguna prisión del país.

Según información extraoficial que filtran a El Cooperante, entre las estrategias del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) de cara a las parlamentarias estaría apresar a cinco burgomaestres rojos para dar señas al país de que “también castigan a la corrupción en sus filas”. Entre estos presuntos “responsables de delitos de corrupción que el Gobierno ya no puede tapar”, según precisa la fuente, el propio El Aissami ha pedido sacrificar a quien ejerce la autoridad máxima de Palo Negro.

Gianpiero Capizzi Scarvaci, cédula de identidad V-9.432.253, nació el 17 de marzo de 1969. Se desempeñó en 2002 como presidente del Instituto Municipal de la Vivienda del municipio Libertador del estado Aragua, donde 11 años más tarde llegó a ser alcalde, al lograr 55,50% de los votos con el respaldo del partido oficial. Según el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), su último salario en la Alcaldía de Libertador del estado Aragua es de siete mil 985 bolívares.

Desde octubre de 2014, Capizzi está siendo investigado por irregularidades en su gestión. Por el supuesto robo multimillonario de fondos del estado e incumplimiento de funciones, el concejal opositor Enzo Caero introdujo un amparo ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el cual está en manos del magistrado Juan José Mendoza; también existe una demanda de protección de derechos e intereses colectivos y más recientemente el caso se trató en el Consejo Legislativo.

Jesús Guerrero, presidente del Consejo Municipal de Libertador, denunció al alcalde por no haber entregado el informe de memoria y cuenta correspondiente a la gestión del año 2014. En enero, la Cámara Municipal se declaró en sesión permanente y coordinó acciones con la Contraloría ante la falta de Capizzi, quien no habría presentado documentos que sustenten el destino de los 182 millones de bolívares que recibió el año pasado su despacho como parte del presupuesto de 2014.

 

 

 

Comentarios

comentarios