Gisselle Reyes "amenazó con disparos" a un maquillador del Miss Venezuela | El Cooperante
Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Vitrina

Gisselle Reyes «amenazó con disparos» a un maquillador del Miss Venezuela

Reyes trabajó durante 25 años como profesora de pasarela del Miss Venezuela

EFE

Caracas / Foto portada: EFE.- La exprofesora de pasarela de la Organización Miss Venezuela, Gisselle Reyes, amenazó presuntamente con disparos a un maquillador del certamen de belleza nacional, según informó el fotógrafo venezolano, Ivan Dumont, en una nueva entrega de ‘Retratos de una corona’.

Lea también: En video: El presidente de Papa John’s en el ojo del huracán tras presumir de su fortuna

Dumont reveló que en la edición 60 del Miss Venezuela, celebrada en el Hotel Tamanaco, había un maquillador que se valía de su experiencia para «maltratar» al resto sus compañeros.

«Había un personaje peculiar, de esos que viven echando cuentos y creando chismes. Era un tipo al que muchos le temían. Hizo llorar hasta a María Kallay. Siempre la agarraba con alguien. Ese año fue la coach de pasarela su objeto de burla. Ella ni se inmutaba, total, sabíamos que la actitud del maquillador era más de envidia que de otra cosa», comentó

Aseveró que el estilista se sentía desplazado y que afirmaba que era más antiguo que Osmel Sousa. Asimismo, confesó que durante un desayuno en el hotel, Reyes perdió la paciencia al escuchar algunos comentarios de burla del maquillador.

«De pronto, la profe dejó su plato en la mesa donde estábamos y se dirigió, haciendo gala de su imponente tumbao, hacia el hilarante maquillador, y con esa voz de trueno que se gasta dijo: ‘Busca tu muerte natural, porque mandar a que te den un tiro en una pata me cuesta 5 000 bolívares y mandarte a matar 20 000, así que tú eliges y me vas dejando la burlita’», recordó el fotógrafo.

Indicó que ante el suceso, todos quedaron sin palabras y el estilista corrió hacia donde estaba Osmel para decirle que Reyes lo amenazó.

«Desde esa amenaza, el maquillador caminaba asustado por los pasillos oscuros del Tamanaco, quizá esperando que en algún momento sonara de una pistola el ‘¡plo,plo!’ que finalmente lo convertiría en leyenda», concluyó Dumont.

Gisselle Reyes trabajó durante 25 años como profesora de pasarela en la Organización Miss Venezuela liderada por Sousa.

View this post on Instagram

CORRÍA LA EDICIÓN 60 DEL MV, una fecha importante que fue celebrada –a falta de Poliedro– en el Hotel Tamanaco. . En el staff de maquilladores del antiguo MV, hicieron vida grandes profesionales, algunos de ellos ya consagrados, otros en crecimiento y uno que otro desfasado que se quedó pegado en la época en la que los rostros de la misses parecían una carta pantone. . Había un personaje peculiar, de esos que viven echando cuentos y creando chismes. Era un tipo al que muchos le temían. Hizo llorar hasta a María Kallay. Siempre la agarraba con alguien. Ese año fue la coach de pasarela su objeto de burla. Ella ni se inmutaba, total, sabíamos que la actitud del maquillador era más de envidia que de otra cosa. Se sentía desplazado. Vivía diciendo que él era más antiguo que Osmel en la OMV, que hizo a todas las ganadoras de su época y por eso pretendía veneración. . Una mañana estábamos desayunando en el restaurant del hotel antes de comenzar el ensayo y, unas cuántas mesas más allá, se encontraba el grupo de maquilladores exhausto de las risotadas gracias a los comentarios que el personaje en cuestión hizo de la profesora cuando ésta pasó a servirse el desayuno. . Lo que el señor –al parecer- no sabía es que toda paciencia tiene un límite. De pronto la profe, dejó su plato en la mesa donde estábamos y se dirigió, haciendo gala de su imponente tumbao, hacia el hilarante maquillador, y con esa voz de trueno que se gasta le soltó: “Busca tu muerte natural, porque mandar a que te den un tiro en una pata me cuesta 5 mil bolívares y mandarte a matar 20 mil, así que tú eliges y me vas dejando la burlita”. . Todos quedaron fríos. El maquillador asustado salió corriendo hacia donde estaba Osmel y le dijo llorando: “Fulanita me quiere matar, me ofreció unos tiros. Yo no vengo más”. Las carcajadas del Zar no se hicieron esperar. . Desde esa amenaza, el estilista caminaba asustado y rapidito por aquellos oscuros pasillos del Tamanaco, quizá esperando que en algún momento sonara de una pistola el “¡plo,plo!” que finalmente lo convirtiera en leyenda. . Si te ha gustado este relato, etiqueta a tus amigos. 👑 . #RetratosDeUnaCorona #Misses #Miss #Venezuela

A post shared by Iván Dumont (@ivandumont) on

Anuncio

Artículos relacionados

Nacionales

Tarek William Saab dijo que funcionarios de Guaidó pidieron sobornos para aceptar la firma de contratos con la empresa

Nacionales

La hija de la víctima denunció que su padre no fue atendido en el hospital porque tenía coronavirus

Destacados

En su conversación con el presidente del Parlamento el senador reiteró su rechazo a las elecciones parlamentarias de diciembre

Internacionales

Organizaciones independientes y expertos consideran que la cifra de animales fallecidos es superior a la anunciada por las autoridades