article-thumb
   

Gobierno comienza a meterle mano a Polar

El Cooperante

Pedro Eduardo Leal – Tal parece que la producción de las plantas y las marcas de harina precocida de maíz del Estado continua en caída libre. Esa es la primera impresión que da la orden de la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro) de redireccionar 201.600 kilos de harina precocida de maíz marca PAN desde la planta de Turmero, estado Aragua, hacia la red pública de establecimientos Pdval.

Se trata de una medida, la segunda fuerte en contra de Polar en lo que va de 2015, que a juicio del director de Alimentos Polar, Manuel Felipe Larrazábal, obliga a alterar la logística de distribución hacia los clientes tradicionales, “principalmente supermercados, abastos y bodegas de las zonas populares, que dejarán de recibir pedidos ya planificados”.

“En Alimentos Polar no podemos atender todas las necesidades del mercado”, advirtió Larrazábal. “Es importante que las plantas y las marcas de harina precocida de maíz del Estado, que son las proveedoras de Pdval, produzcan para cubrir la demanda de esa red, porque nosotros solo tenemos 49% de la capacidad instalada en el país para producir este rubro”.

“Nuestras plantas continúan operando a la máxima capacidad que permite la materia prima disponible, y seguimos comprometidos con la atención de nuestros clientes tradicionales, pero requerimos que nos permitan cumplir con nuestros planes de distribución y movilización de productos”, enfatizó el vocero.

Sin harinas “aliñadas”
El pasado febrero, con la resolución N° 003-15, el gobierno prohibió a empresas Polar “toda fabricación y comercialización de harinas mejoradas o mezcladas, a partir de la harina de maíz precocida, maíz blanco y maíz amarillo”.

Comentarios

comentarios