article-thumb
   

Gobierno de Cuba negó presencia de soldados de esa nación en Venezuela

El Cooperante | 2 mayo, 2019

Caracas.- Cuba no tiene tropas en Venezuela ni participa en operaciones de seguridad, pero se reserva el derecho a cooperar en materia militar y de inteligencia con ese país, afirmó este miércoles un alto diplomático cubano, en la respuesta más detallada de su Gobierno hasta ahora a las acusaciones de Washington de que sus fuerzas están apoyando al presidente Nicolás Maduro.

Lea también — Rusia dice declaraciones de Mike Pompeo sobre Venezuela son “parte de guerra de información”

Carlos Fernández de Cossío, director general para asuntos estadounidenses de la cancillería cubana, le dijo a The Associated Press en Washington que Estados Unidos acusa falsamente a su país de tener más de 20.000 militares y agentes de inteligencia en Venezuela.

Fernández de Cossío dijo que hay unos 20.000 cubanos en Venezuela, pero que prácticamente todos son trabajadores médicos.

“No hay tropas”, dijo en inglés. Cuba no participa en operaciones militares ni en operaciones de seguridad en Venezuela”.

Fernández de Cossío indicó que, aunque no hay soldados cubanos en el terreno, no podía negar que existiese cooperación de inteligencia porque “no tengo esa información”.

Sin embargo, añadió que cualquier cooperación militar y de inteligencia sería “totalmente legítima”.

“Estados Unidos tiene más de 800.000 miembros de su personal estacionados en todo el mundo, y más de 600-700 bases militares en el mundo. Cualquier par de países en nuestra región tiene cooperación militar o de inteligencia, y nosotros la tenemos con muchos países. Así que es totalmente legítimo, es derecho soberano de Cuba y Venezuela tenerla”, declaró.

“Pero lo que digo es que pese a tener ese derecho, no existe personal militar de Cuba ni soldados (en Venezuela), ni participamos en ninguna operación militar o de seguridad como se ha dicho constantemente”, agregó Fernández de Cossío.

Cuba y Venezuela han tenido una alianza extraordinariamente estrecha en las últimas dos décadas, forjada desde que el líder cubano Fidel Castro asesoró a su colega venezolano Hugo Chávez para sobrevivir a un golpe de Estado en 2002. Venezuela ha enviado unos 30.000 millones de dólares en crudo a la isla entre el 2003 y el 2015. A cambio, ese país le envía miles de trabajadores médicos y otros empleados gubernamentales civiles.

Los programas cubanos en Venezuela van desde medicina preventiva hasta entrenamiento deportivo y agronomía. Según funcionarios estadounidenses y venezolanos que desertaron del Gobierno, también incluyen cooperación de inteligencia, de seguridad y militar.

“Las fuerzas de inteligencia cubanas, que han reprimido y censurado a su pueblo durante 60 años, han invadido Venezuela”, dijo el senador republicano Marco Rubio, considerado una influencia importante en la política del Gobierno de Donald Trump hacia Latinoamérica. “El régimen cubano le proporciona seguridad a Nicolás Maduro, que ya no confía en sus compatriotas, y activamente encabeza asistencia operativa para aplastar a la oposición venezolana”.

Ben Rhodes, que negoció el deshielo con Cuba cuando era asesor adjunto de seguridad nacional del presidente Barack Obama, dijo que el Gobierno de Trump está confundiendo a los médicos con agentes militares y de inteligencia, pero que es indiscutible que Cuba ha colaborado estrechamente con el Ejecutivo venezolano en asuntos de seguridad.

“Los cubanos tienen una cantidad significativa de personal, y probablemente la mayoría de ellos son doctores, pero también estoy seguro que tienen gente en varios puestos de asesoría relacionada con la ideología y la seguridad”, señaló Rhodes. “No creo que sea una cuestión de números. Creo que es más una cuestión de reproducir las estrategias, recibir asesoría y tener algo de presencia cubana con la que puedan contar”.

Rhodes dijo que la estrategia de Trump de enfrentar a Cuba y a Venezuela cerró la puerta a la posibilidad de una salida negociada para Maduro y puso a los dos gobiernos socialistas en terreno familiar para ellos, confrontando a un gobierno estadounidense que fácilmente podría ser presentado como acosador e imperialista.

“Los cubanos y los venezolanos saben cómo operar en este ambiente”, afirmó Rhodes. “Saben lo que es estar en un juego ideológico de suma cero en Latinoamérica. Son mejores en eso. Esta gente lleva haciendo esto mucho tiempo”.

 

Para leer más, ingrese AQUÍ.

Comentarios

comentarios