article-thumb
   

Gobierno de Perú repudia posible intervención militar para solucionar crisis en Venezuela

El Cooperante | 25 septiembre, 2018

Caracas.- El Gobierno de Perú aseguró este martes que rechaza una solución militar a la crisis que atraviesa Venezuela, sin embargo, precisó que se encuentra discutiendo otras alternativas para incrementar la presión contra el Ejecutivo de Nicolás Maduro con el propósito de restituir la democracia, que incluye una denuncia por crímenes de lesa humanidad.

Lea también — Senadores de EEUU proponen una ley integral para atajar la crisis venezolana

Venezuela, que enfrenta un colapso económico y una emigración masiva, es probable que sea el centro de atención durante la Asamblea General de Naciones Unidas que se realiza en Nueva York esta semana.





El presidente de Perú, Martín Vizcarra, presente en la cita de la ONU, dijo que se estaban considerando nuevas medidas económicas y diplomáticas contra Venezuela, entre ella una acusación por “derechos humanos”. Sin embargo, fue enfático en afirmar que no debería llevarse a cabo ninguna acción militar, según reseña Reuters.

“Como país, tenemos que ser claros en decir que descartamos alguna solución bélica, militar”, dijo el mandatario en la entrevista realizada el lunes tarde. “Lo que hay que tratar es de encontrar el equilibrio de cómo sancionar al régimen sin afectar a la población”.

Vizcarra no dio detalles sobre la iniciativa de derechos humanos, aunque poco después el presidente de Colombia, Iván Duque, también en Nueva York, sostuvo que él y otros jefes de Estado firmarán esta semana una declaración para denunciar al Gobierno de Maduro ante la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya.





En mayo, la Organización de Estados Americanos (OEA) acusó a la administración de Maduro de cometer “crímenes de lesa humanidad” y se comprometió a presentar pruebas ante la CPI.

Perú y Colombia pertenecen al llamado Grupo de Lima formado el año pasado para buscar salidas a la crisis en Venezuela.

Venezuela ha calificado las críticas a su Gobierno como una propaganda hostil y como intentos para preparar el escenario para una intervención de las potencias extranjeras en la nación petrolera.

La presión crece constantemente. La semana pasada, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo que su país está preparando una “serie de acciones” para presionar a Maduro, a quien Washington y sus aliados acusan de atentar contra la democracia encarcelando a los líderes opositores.

Comentarios

comentarios