article-thumb
   

Maduro sacrifica producción por adoctrinamiento rojo en la CVG

Christhian Colina

Christhian Colina.- Un plan especial de formación técnica, humana, ideológica y política para los trabajadores de las empresas básicas de Guayana dirigido por el ministro de educación Héctor Rodríguez, fue parte de las decisiones adoptadas por el presidente de la República, Nicolás Maduro, en el marco de una reunión del Consejo Presidencial de la Clase Obrera realizado en Caruachi, estado Bolívar.

A juicio del mandatario venezolano la iniciativa impactará en la capacidad que “tendrá la clase obrera de producir, crecer y desarrollarse para la patria”. Pero Maduro olvidó decir que los trabajadores deberán abandonar sus puestos de trabajo para asistir a los encuentros formativos en los espacios habilitados por la Universidad Bolivariana de los Trabajadores “Jesús Rivero” y las misiones Sucre y Ribas, lo que impactaría en disminuir en mayor porcentaje la producción del complejo industrial.

Luego de ser arengado por los trabajadores al anunciar los logros que espera obtener con la aplicación del “Plan Guayana Socialista”, Maduro soltó la interrogante ¿están dispuestos a tomar un fusil y defender la patria con su propia vida?, a lo que respondieron afirmativamente.

De acuerdo al decreto presidencial Nº 6.499, publicado en la Gaceta Oficial Nº 39.051 del 4 de noviembre de 2008, todos los procesos que ejecuta el alma mater de los trabajadores van dirigidos a “fusionar el proceso educativo, la investigación y el trabajo en función del desarrollo de la conciencia revolucionaria”.

Además del ministro Rodríguez, en la comisión ideológica estarán el ministro del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo, Jesús Martínez, y el presidente del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces), Wuikelman Angel.

Comentarios

comentarios