article-thumb
   

Gremio de enfermería acató el paro de 24 horas a nivel nacional

Reinaldo Villanueva | 30 octubre, 2019

Caracas.- El gremio de venezolano de enfermería inició este miércoles un paro a nivel nacional para exigir al régimen de Nicolás Maduro reinvindicaciones salariales, así como las mejoras de los centros de salud para poder atender a los pacientes.

Le puede interesar: Cepal informó que las exportaciones caerán un 2% en América Latina y el Caribe

“Esta jornada se está realizando con mucho éxito en 20 estados del país, salvo en el estado Aragua donde en el Hospital Central de Maracay nuestras compañeras están siendo agredidas por estos mal vivientes llamados colectivos que pretenden a través de la violencia silenciar el grito de hambre y desesperación que hoy realizamos los profesionales de la enfermería que no estamos dispuestos a ver morir mas pacientes”, sostuvo la presidenta del Colegio de Enfermería, Ana Rosario.





Asimismo, indicó que seguirán avanzado en su lucha para “defender un derecho medular” como: la vida, salud y tener un salario suficiente que permita calidad de vida suficiente.

Además, Rosario dijo que como consecuencia de la crisis el Hospital Luis Razetti sufre una amenaza de cerrar el área de pediatría oncológica.

“El gremio de enfermería le dice al país que está es una protesta de hambre. A nosotros no nos estamos siendo pagados por los Estados Unidos para que ninguno venga a indilgar y a quitarse su responsabilidad. Esta es una protesta contra las malas políticas salariales del Gobierno de Nicolás Maduro y contra las situación de los hospitales”, agregó.





Por último, manifestó que desde el año 2018 están solicitando la atención de la problemática que afecta al sector salud en Venezuela, pero este habría empeorado como consecuencia de la crisis.

Por su parte,  la alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet mostró su preocupación el pasado 9 de septiembre durante la ampliación de forma detallada y oral de su informe sobre Venezuela por el “insuficiente acceso a medicamentos y tratamientos de más de 400 mil personas que padecen de enfermedades crónicas”, además de la muerte de pacientes con insuficiencias renales que debido a las escasez de insumos médicos no han podido dializarse desde el año 2017.

“Adicionalmente, debido a problemas financieros al menos 39 personas incluidos niños y niñas se encuentran en Venezuela esperando viajar al extranjero para ser transplantados en el marco del programa estatal. En los últimos meses al menos 4 niños y niñas habrían muerto durante la espera”, indicó, refiriéndose los ciudadnos que necesitan un cambio de médula ósea.

Comentarios

comentarios