article-thumb
   

Guaidó prepara artillería pesada contra Maduro en el plano internacional

Danny Leguízamo | 23 septiembre, 2019

Caracas.- Esta es la semana. La del plano internacional. Juan Guaidó se alista para disparar artillería pesada en contra de Nicolás Maduro. La comunidad internacional es el segundo activo más importante de Guaidó, luego del respaldo de la mayoría de los venezolanos según las encuestas. La agenda de la oposición incluye la cumbre del Grupo de Lima, reunión con el Grupo Internacional de Contacto, reunión de cancilleres del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, y varios encuentros bilaterales. La jugada de Maduro con el retorno de su fracción a la Asamblea Nacional también apunta al plano exterior, pues la estrategia del Gobierno -ya anticipada- consiste en adelantar las elecciones parlamentarias.

Le puede interesar: La agenda que cumplirá la delegación de Guaidó en la Asamblea General de las Naciones Unidas

Una delegación encabezada por Julio Borges, Carlos Vecchio, Miguel Pizarro y Williams Dávila, entre otros, tendrá la misión -dice Guaidó- de “construir acuerdos con los principales líderes del mundo para aumentar la presión contra la dictadura y apoyar al pueblo de Venezuela ante la grave crisis que padece nuestro país”.





Las reuniones comenzaron el domingo y este lunes se llevará a cabo un encuentro de trabajo con la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, luego una reunión con los cancilleres del Grupo de Lima para acordar “acciones de presión” contra el Gobierno de Maduro.

El aumento de la presión, ha dicho por su parte Iván Duque, gira en torno a más sanciones y no a una intervención militar a través de la invocación del Tiar. Lo que le espera a Nicolás Maduro son solo eso. Sanciones. La asfixia que comenzó la Administración de Donald de Trump para intentar fracturar la unidad de militares y civiles en torno a Nicolás Maduro, ahora debe extenderse a otros países de la región.

“Es cierto que no hay intención de utilizar el Tiar para opciones militares, pero es una herramienta valiosa porque muchos países de la región no tienen mecanismos legales para adoptar sanciones económicas”, dijo Carrie Filipetti, subsecretaria adjunta para Cuba y Venezuela del Departamento de Estado de Estados Unidos.





Maduro, reelecto para un segundo mandato tras un dudoso proceso electoral en mayo de 2018 desconocido por la oposición venezolana y buena parte de la comunidad internacional, ha sido declarado como gobernante de facto por la legítima Asamblea Nacional, controlada en dos tercios por la disidencia, cuyo actual jefe es Juan Guaidó, quien se juramentó como presidente encargado del país el pasado 23 de enero en una marcha al este de Caracas, y prometió “cesar la usurpación” de Maduro para luego promover un gobierno de transición y elecciones libres.

 

Comentarios

comentarios