Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Tecnología y Curiosidades

Guantes biónicos le permiten a un pianista volver a tocar luego de 20 años

El músico de 80 años afirmó que no se quita los guantes ni para dormir

Caracas.- El diseñador Ubiratã Bizarro Costa creó especialmente para el director y pianista clásico brasileño João Carlos Martins, guantes biónicos cubiertos de neoprene y con una estructura de fibra de carbono, que elevan los dedos de Martin después de que presione las teclas.

Lea también: ¡Puro talento! Estos son los venezolanos nominados al Latin Grammy

Bizarro Costa aseguró que su trabajo se debe a que consideraba que el pianista se había retirado demasiado pronto debido a la enfermedad degenerativa que lo aquejaba y quiso ayudarlo a volver a los escenarios.

«Hice los primeros modelos basándome en imágenes de sus manos, pero esos estaban lejos del ideal. Me acerqué al maestro al final de un concierto en mi ciudad de Sumaré, en la región de Sao Paulo. Pronto se dio cuenta de que no funcionarían, pero después me invitó a su casa para desarrollar el proyecto», comentó el creador.

Bizarro Costa detalló que pasaron meses trabajando en el prototipo para que se amoldara perfectamente a la mano del director. Además, señaló que la construcción de estos guantes tuvo un costo aproximado de 150 dólares, según información reseñada por el protal Filo News.

Por su parte el pianista aseguró que aunque no ha recuperado la movilidad total de sus manos ni la rapidez con la que tocaba anteriormente, los guantes le han devuelto la alegría.

«Después de perder mis herramientas, mis manos, no poder tocar el piano y era como si hubiera un cadáver dentro de mi pecho. Puede que no recupere la velocidad del pasado. No sé qué resultados conseguiré. Estoy empezando de nuevo como si fuera un niño de ocho años aprendiendo», expresó.

Los problemas de Martins comenzaron hace varias décadas en Nueva York. Una tarde de 1965, mientras jugaba un partido de fútbol, un desafortunado accidente le rompe un nervio que afectó seriamente la movilidad de su mano derecha. Tras 24 cirugías y varios tratamientos recuperó parte del movimiento, pero años después desarrolló una dolencia degenerativa del sistema músculo-esquelético y neurológico como resultado del estrés producido por el exceso de repetición de movimientos.

Sus limitaciones le forzaron a trabajar principalmente como director desde principios de la década del 2000, cuando los médicos le comunicaron que debía dejar de tocar el piano, y Joao decidió que si no podía tocarlo, no podría verlo nunca más. Vendió sus pianos se dedicó a ser entrenador de boxeo.

Artículos relacionados

Destacados

El líder de Voluntad Popular llegó al territorio español en un vuelo procedente de Colombia

Destacados

La presidenta del ente comicial participó en el simulacro en el Liceo Fermín Toro

Destacados

El Ejecutivo planea extender la medida hasta mayo de 2021

Destacados

Instó a la dirigencia política a conformar los comandos municipales y parroquiales con el fin de crear un tejido social que involucre a todos...