Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Gustavo García, vicerrector de la UCAB: Pago de sueldos alcanza 80% de nuestra estructura de costos

La calidad educativa de la UCAB está certificada según los estándares mundiales. En 2019, subió al puesto 74 entre las 100 mejores universidades de América Latina

UCAB

Caracas / Foto Portada: UCAB.- El pasado 12 de febrero, la UCAB anunció que la Unidad de Crédito (UC) aumentó su costo y que a partir de entonces, equivale a 10 dólares. Un estudiante que curse 5 materias tendrá que pagar 1300 dólares el semestre y unos 220 dólares al mes. El vicerrector administrativo, Gustavo García Chacón explicó que el 80% de los costos totales están asociados con remuneraciones y prestaciones salariales de empleados y docentes. Destacó que la UCAB es una universidad con estándares de calidad reconocidos internacionalmente y esto "cuesta dinero". Sin embargo, aseveró que es una opción mucho más económica con respecto a otras universidades privadas del país.

Lea también: Empleados y estudiantes responden a aumento de la UC de la UCAB: Creemos que es demasiado

Gustavo García Chacón es doctor en Ciencias Sociales egresado de la Universidad Simón Bolívar y desde el año 2015 se desempeña como vicerrector administrativo de la UCAB. En entrevista concedida a El Cooperante, declaró que cualquier incremento de la matrícula que se haga en el contexto económico que vivimos actualmente, será percibido "como alto" para las familias, pero será insuficiente para compensar el talento de profesores y la vocación de servicio que tienen los trabajadores de esta casa de estudios.

Aseguró que durante los últimos años, la UCAB ha tenido una gran solicitud al sistema de becas, lo que ha generado que la universidad esté "bastante cerca del tope" de la sostenibilidad de estos programas. En este sentido, subrayó que han priorizado darle mayor porcentaje de financiamiento económico a los estudiantes de semestres avanzados y menor porcentaje de ayuda a los estudiantes nuevo ingreso, para garantizar que los que ya hacen vida dentro del campus puedan culminar su carrera satisfactoriamente.

Para García es necesario que poco a poco se vayan retomando las actividades presenciales dentro de la universidad ya que la UCAB no está diseñada para la educación a distancia -pese a que se ha adaptado bien-; y dijo que se ajustarán a las medidas e indicaciones que ordene el Ejecutivo a partir de abril para ir a un régimen semipresencial, en el que priorizarán las actividades académicas sobre las recreativas. Prevé que gimnasio, biblioteca, canchas y feria tardarán un poco más en estar disponibles para los estudiantes. 

Cuando está por cumplirse un mes del anuncio del aumento de la UC, ¿cómo evalúan los estudiantes y la comunidad en general esta medida?

Hay un proceso que implica una mayor comprensión de los diferentes actores con respecto a la necesidad en el marco del contexto que tenemos, de ir haciendo revisiones o actualizaciones de los precios para poder garantizar un modelo que tenga los atributos de calidad planteados y la remuneración del personal docente.

Creo que la gente tiene mayor información y claridad; y creo que también hay un nivel mayor de conciencia, me refiero a los que hacemos vida dentro del campus. Al final cualquier aumento que se haga, en un contexto como el actual, siempre será percibido como alto por las familias venezolanas pero siempre será insuficiente para compensar al talento que trabaja en la universidad.

A partir del 1 de marzo inició el proceso de solicitud de financiamiento económico ¿Cuántos estudiantes han optado hasta el momento por algún tipo de becas que ofrecen?

El proceso está abierto, en este momento no tengo un reporte de la cantidad de solicitudes, pero es un proceso que ha ayudado mucho en este tema de la asimilación de la noticia del aumento de la UC.

Hay un proceso especial que ha empezado en marzo y durará hasta que empiece la inscripción académica. Por ahora, no tenemos cifras pero con gusto más adelante las podemos compartir con ustedes.

¿Hay algún tope, una cantidad limitada de becas que otorga la universidad?

La universidad está bastante cerca del tope de la sostenibilidad de estos programas porque cuando ves la cantidad de estudiantes con becas, la beca promedio otorgada por estudiantes y calculas lo que representa, vemos que la cantidad de los que tienen beca 100% ha ido creciendo a medida que el contexto es más complejo.

La UCAB ha encontrado mecanismos que hacen justicia a la condición de distintos solicitantes y ha permitido mantener el programa. Desde hace dos o tres años hemos planteado que las proporciones de beca para los estudiantes nuevo ingreso sean menores y así le damos prioridad a los estudiantes que ya estaban enrolados en la universidad en un proceso de formación y eso te permite controlar que la cantidad de solicitudes no sea ilimitada.

Somos una opción privada de educación y eso tiene un costo. Disminuir la proporción de beca para nuevos estudiantes ha ayudado y estamos siendo claramente estrictos con el tema de las becas en relación con el rendimiento académico. Los estudiantes deben tomar con mucha responsabilidad el valor del beneficio que reciben. No tenemos posibilidad de becarte  y que curses una materia hasta dos y tres veces; y hay un nivel importante de conciencia sobre eso.

La universidad durante los últimos años se ha manejado cerca del nivel límite del programa de becas, siendo que no existe ningún tipo de aporte o subsidio por parte del Estado que es lo que ocurriría en otros países, sino que se trata de recursos que la universidad debe captar y que gracias a Dios ha sido posible con el aporte de egresados, empresarios y amigos de la universidad. Eso es lo que ha sostenido el programa de becas.

En medio de una crisis mundial por la pandemia y el contexto en el que vivimos, ¿cuál es el plus que ofrece la UCAB para ser elegida por padres y alumnos sobre otras universidades privadas?

Cada universidad privada tiene su modelo y algunos atributos, pero la opción educativa a nivel universitario de la Compañía de Jesús y en particular de la UCAB, intenta tener un modelo de calidad y esos atributos de calidad intentan responder a buenas prácticas universales y hemos sido reconocidos por agencias internacionales de acreditación.

Hay un conjunto de atributos vinculados a los procesos académicos, perfil de los docentes, instalaciones, disponibilidad de espacios y recursos que creo que convierten a la UCAB en una buena opción; y en segundo lugar, es un tema de un modelo que termina siendo muy inclusivo, independientemente de que los atributos generen un costo, el costo de la UCAB respecto a otras universidades es más bajo.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

El equilibrio entre esos elementos es el reto central de una universidad hoy en día, porque puedes desvirtuar el modelo descuidando tus atributos de calidad y abrir las puertas a muchos más estudiantes. O lo contrario, puedes plantear atributos de calidad y que el costo sobrepase las limitaciones de muchos otros estudiantes; y eso tampoco le conviene a la universidad.

Cuando gestionas o administras una universidad ese equilibrio es lo más importante, se trata de un modelo de alto nivel de calidad que efectivamente quiere seguir siendo una opción para personas con menos recursos, pero resaltaría esos elementos si me toca recomendarlo a los jóvenes venezolanos o a sus padres.

La UCAB anunció a sus empleados que recibirían un aumento salarial durante los próximos meses, ¿cómo lo han tomado?

Cuando hablamos de instituciones de servicio, una gran proporción de los costos está asociado con lo que le pagas a la gente, está clarísimo que cuando ajustas el precio lo haces con ese propósito.

En la UCAB, durante los últimos dos o tres años, los costos asociados a remuneraciones que no son solo mensuales, sino que incluye temas prestacionales, se acercan a un 80% dentro de la estructura de costos.  No hay otra forma cuando eres una institución que depende en proporción gigante de la matrícula para poder ser sostenible y además tu costo es lo que le pagas a la gente, está allí la relación directa.

Por eso, cualquier opción de control de precios es de manera directa un control sobre la remuneración del docente y sabemos que hay una evolución del contexto que cada vez hace más cuesta arriba que los docentes tengan una vida digna, eso forma parte de esto.

Creo que en términos generales las universidades privadas se mantienen por contribuciones de la vocación del docente, por continuar en un trabajo de este tipo, aun cuando no sean los mejores remunerados. De hecho, cuando hace cuatro o cinco meses, hablábamos de aumentar las remuneraciones a  los docentes, veíamos que un docente podría tener una remuneración mensual de 100 dólares y solo para llenar el tanque de gasolina semanalmente para venir todos los días a la universidad, básicamente lo que gana se le va en gasolina.

La pandemia nos ordena que debían permanecer en casa, pero a medida de que se pueda salir gradualmente requieres que se trasladen a la universidad y sabemos que el costo de vida se incrementa al mismo tiempo, así que si quieres tenerlos debes recompensarlos mejor.

Yo no sé si estos incrementos me permiten afirmar que los docentes están recibiendo una remuneración ideal, sobre todo cuando se trata de altos niveles de excelencia, pero no queda otra que ir evaluando la evolución de las variables del contexto y tomar las mejores decisiones para ser sostenible un modelo a los cuales no puedes darle la espalda, que los estudiantes puedan mantenerse, también depende que tengan profesores, debe haber un equilibrio y es lo que intentamos mantener en el tiempo.

¿Cómo se preparan de cara al régimen semipresencial que anunció Maduro para abril?

El modelo que definamos para el próximo semestre debe responder a dos elementos y principios: en primer lugar, la discusión amplia de decanos, directores de escuelas,  y el consejo universitario, pero hay que pensar en los temas sanitarios -en que efectivamente se cumplan las medidas de bioseguridad- y no poner en riesgo especialmente a la gente, porque al final los riesgos están allí.

La segunda cosa es que sí creemos en recuperar gradualmente la preespecialidad porque tiene elementos y beneficios de la calidad del proceso formativo que son vitales y desde el punto de vista del desarrollo integral de los jóvenes. La UCAB no fue diseñada para ser virtual, independientemente de nuestros avances, pero estamos concebidos para hacer vida en el campus. Ahora estamos en la cresta de una segunda ola de contagios, pero hay que ser cuidadosos y debemos tener un modelo con suficiente gradualidad y poder respetar de lo que se dicte desde el Estado, sobre semanas radicales o flexibles.

Hay que procurar que el estudiante pueda tener un mínimo de contacto presencial y poco a poco ir recuperando la noción del campus como punto de encuentro. Vamos hacia allá, estamos viendo el tema con cautela, creemos que el modelo debe ser un modelo mixto que combine educación remota y actividades académicas en la universidad, pero deberá ser bastante gradual y cumpliendo las medidas que ya todos conocemos. No estoy tan seguro de que estén todos los servicios abiertos sino que vamos a privilegiar las actividades académicas.





Artículos relacionados

Internacionales

El presidente de Turquía también condenó a Austria por enarbolar una bandera israelí sobre la cancillería federal en Viena el pasado viernes, en medio...

Internacionales

El secretario general de la OEA, Luis Almagro aseguró que la crisis de Venezuela ha dejado en evidencia la "falta de control territorial" por...

Destacados

Rubio cuestionó a otros senadores que "se ríen" cuando se refiere al tema

Destacados

Con la llegada de este cargamento asciende a 420 las toneladas de insumos médicos provenientes de la nación asiática