article-thumb
   

Se sacan los trapos: Marcano asegura que Marco Figueroa le vendió su conciencia a Aristóbulo

Christhian Colina

Christhian Colina.- La inscripción de la candidatura del diputado Marcos Figueroa por el circuito 3 del estado Anzoátegui sigue causando fisuras en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), a tal punto que el alcalde del municipio Urbaneja, Gustavo Marcano, catalogó la postulación como producto de la compra de conciencias dirigida por el gobernador Aristóbulo Isturiz y el presidente Nicolás Maduro, hecho que Figueroa desmintió, asegurando que el mandatario local tiene experiencia en acciones para favorecer al partido de Gobierno.

“Este es un partido de principios y valores democráticos, para nosotros está primero nuestro país que cualquier interés personal, esta jugada en la cual estos personajes oscuros se vendieron a la chequera del Gobierno está orquestada sólo para restarle votos a la Unidad, pues desde acá les decimos que no lo van a lograr”, manifestó Marcano.

Derecho a replica: Marcos Figueroa: “Mi postulación es un acto de justicia socia” 

Ante el señalamiento, el ahora candidato independiente Marcos Figueroa recordó que cuando Gustavo Marcano era parlamentario intervino en la plenaria del Palacio Federal Legislativo una vez donde el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, le respondió, “se aterró y más nunca habló”, dijo.

También negó haber recibido algún pago por parte del oficialismo para dividir los votos de la oposición. “Mi postulación es un acto de justicia social, hay quienes me acusan de venderme, pero lo que pasa muchas veces es que los que me acusan saben cómo se hace. Cuando Gustavo Marcano cerró la sede de Primero Justicia (PJ) en Lecherías, por algo lo hacía”.

Figueroa también justificó su postulación fuera de la alianza opositora, asegurando que su contendor en las primarias resultó ganador debido a la presunta participación del oficialismo. Asimismo señaló que a cada elector chavista el partido Voluntad Popular habría pagado 1.000 bolívares.  “Una semana antes de las elecciones le solicité a Gustavo Marcano, quien era jefe de campaña, un pronunciamiento y que se revisara lo que pasaba en el circuito. Había una orden del Gobierno de inflar la otra candidatura”.

Denuncias por las que nunca obtuvo respuestas y salió al paso con su candidatura. A la candidatura del exdirigente de Primero Justicia, se suma la de su suplente Veruska Padrón – perdió la primarias ante el diputado Carlos Andrés Michelangelli-, justificando la decisión “yo participé en ese proceso para legitimarlo como democrático, porque ya todos los partidos habían pactado el consenso con Michelangelli. Aquí no hubo unidad, lo que prevaleció fue el pacto del huevo frito entre PJ y AD”.

Comentarios

comentarios