article-thumb
   

Gustavo Villasmil: Ni la Ministra ni nadie puede saber cuántos casos de Zika hay en Venezuela

Admin

Saimar De Santis.- Luego de que la Ministra de Salud, Luisana Melo, confirmara recientemente que en Venezuela hay al menos 4.500 casos sospechosos de Zika, y se han registrado dos muertes por complicaciones de este virus; el secretario de Salud del estado Miranda, Gustavo Villasmil, duda de las cifras otorgadas por la titular de la cartera sanitaria.

“El problema es que ni la Ministra ni nadie en Venezuela puede saber cuántos casos hay con certeza porque no hay tecnología de laboratorio disponible”, afirmó.

Para el médico, en la actualidad no existen métodos de determinación de anticuerpos suficientes en el país para saber ante una sospecha clínica quién está infectado de Zika, y contrario a casos de dengue, que pueden ser fácilmente diagnosticados solo con los síntomas, “esta es una enfermedad nueva para todos en Venezuela”.

“No podemos pedirle a nadie que tenga el nivel de experticia que tenemos para diagnosticar el dengue, porque el Zika es una enfermedad que no conocemos. Cualquier estudiante de medicina puede diagnosticar el dengue. Pero en este caso no tenemos métodos de laboratorio que nos ayuden a confirmar el diagnóstico”, declaró vía telefónica a El Cooperante. 

La ministra Melo también aseguró que hay medicinas suficientes en el país para el tratamiento de complicaciones en casos de Zika. Sobre esto, el dr. Villasmil asegura que es necesario garantizar principalmente el tratamiento de complicaciones como los casos de Polirradiculoneuritis (síndrome de Guillain Barré).

“No podemos saber de los 4500 casos a los que se refiere la ministra cuántos van a incidir en esa complicación. En Venezuela debe haber más de 80 casos de Guillain Barré que como antecedentes tienen un cuadro de Zika. Esos pacientes sí requieren de un tratamiento con Gamaglobulina en grandes dosis, que es un medicamento de alto costo”.

Para Villasmil, la ministra debe llamar a cada director de terapia intensiva en Venezuela y le garantice con su nombre y su firma ese medicamento. “El problema es que no es que me garantice atamel para bajarme la fiebre, que por cierto cuando el chikungunya faltó, el problema es que me garantice esos medicamentos a las salas de cuidados intensivos”.

Antes de finalizar, el experto denunció que los programas de fumigación están sufriendo retraso pues no hay químicos disponibles. “El gran distribuidor de químicos para el control de este tipo de plagas y otros vectores de interés médico era Agroisleña. Y sus herederos, en la famosa Agropatria, no tienen ni un pote de insecticida”, precisó.

Comentarios

comentarios