Connect with us

Internacionales

Guyana mantiene vigilancia ante implementación del referendo venezolano sobre Esequibo

El vicepresidente del vecino país, Bharrat Jagdeo, dejó claro que el gobierno no cederá en la protección de su tierra y soberanía

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: archivo.- El Gobierno de Guyana se mantiene en alerta máxima, mientras Venezuela continúa con las acciones para implementar los resultados del referendo que reclama la región de Esequibo.

Lea también: Guyana responde a Venezuela: "Es una flagrante violación al derecho internacional"

El vicepresidente del vecino país, Bharrat Jagdeo, dejó claro que el gobierno no cederá en la protección de su tierra y soberanía.

Las acciones del gobierno venezolano, dijo, son una forma de anexión por decreto, lo que contraviene claramente la Declaración de Argyle y el proceso judicial actualmente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"De hecho, va en contra de las medidas provisionales dictadas por el tribunal mundial, que prohíbe cualquier cambio del status quo, en relación con el laudo de 1899. Venezuela busca cambiar esto unilateralmente", expresó.

Guyana busca apoyo internacional

Guyana ya ha involucrado a sus socios internacionales en este último acontecimiento, quienes también han expresado su indignación por la actitud de Venezuela, según el Dr. Jagdeo.

Advertisement

"Les hemos llamado la atención sobre esto; las negociaciones de mala fe de Venezuela… ellos están conscientes de lo que está pasando… no vamos a bajar la guardia. Espero que el país lo reconozca", afirmó.

Guyana ha estado colaborando con varios países, incluidos Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y la India, para fortalecer las capacidades militares del país y permitirle patrullar mejor sus fronteras y garantizar su seguridad.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Guyana expresó de inmediato una enérgica condena de las acciones de Venezuela, afirmando que son una flagrante violación de los principios más fundamentales del derecho internacional. El ministerio también recordó que si Venezuela quiere impugnar el título del territorio en cuestión, el foro adecuado es la CIJ.

En diciembre del año pasado, el presidente de Guyana, Dr. Mohamed Irfaan Ali, y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, se reunieron en San Vicente y las Granadinas, impulsados ​​por el conflicto territorial.

Durante el encuentro, los dos líderes acordaron no recurrir a amenazas ni a la fuerza entre sí para evitar una escalada de la situación.

Advertisement

Presidente de Guyana se mantiene firme

Este miércoles, 3 de abril, el Gobierno de Guyana emitió un comunicado en el que condenó la promulgación de la "Ley Orgánica para la Defensa de la Guayana Esequiba", por parte de Venezuela, calificándola de flagrante violación del derecho internacional y una anexión ilegal de territorio guyanés.

Para el presidente Irfan Ali, este intento de Venezuela es una flagrante violación de los principios más fundamentales del derecho internacional consagrados en la Carta de la Organización de las Naciones Unidas, a la Declaración Conjunta de Argyle para el Diálogo y la Paz entre las naciones, y los propios principios y compromisos de Venezuela.

Venezuela responde

El Gobierno de Venezuela rechazó la postura de Guyana y señaló que la aprobación de la Ley es un “acto soberano” que solo le compete a los venezolanos. Además, destacó que el objetivo de la norma es defender y preservar los derechos “incuestionables” sobre el territorio de la Guayana Esequiba. 

“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza de manera íntegra y contundente, el comunicado emitido el 3 de abril de 2024 por el Gobierno de Guyana sobre la promulgación de la Ley Orgánica para la Defensa de la Guayana Esequiba, aprobada por la Asamblea Nacional, cumpliendo el mandato soberano del pueblo venezolano expresado el pasado 3 de diciembre de 2023 durante el Referéndum Consultivo”, se lee en el comunicado emitido por la Cancillería venezolana.

Asimismo, la administración de Maduro reiteró que el único instrumento válido para dirimir la controversia territorial es el Acuerdo de Ginebra de 1966. Destacó que el pacto resuelve de manera “amigable, práctica y satisfactoria” el conflicto entre los países. En este sentido, reiteró que no reconoce a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) como mecanismo judicial, debido a que la instancia excluye la naturaleza y objeto del Acuerdo de Ginebra.

Advertisement




Tendencias