article-thumb
   

Habitantes de San Félix revelan que el desabastecimiento es el mismo que antes de los saqueos

Christhian Colina

Christhian Colina.- La promesa que realizó el ministro de educación, Héctor Rodríguez, de mejorar los niveles de abastecimiento en San Félix (Bolívar) luego de los saqueos producidos el pasado 31 de julio y que acabaron con la vida de una persona, quedaron en el olvido, tal afirmación corresponde a la realidad de los mercados de la población. “Esto está igual. Si te pones a ver, esto no ha mejorado nada”, aseguró Cecilia Martín al salir del mercado municipal de Chirica, en San Félix. La mujer buscaba productos para el consumo diario de su familia, pero no los encontró.

Tanto Martín como los más de 200 usuarios que estaban en cola del supermercado Loto de Guayana, coinciden en que “esto está cada vez peor”. Jackson Blanco, quien a las 11:00 de la mañana ya llevaba tres horas en la cola, agrega “lo que no hay es producción, no hay ni harina, ni pasta, ni arroz”. El acceso al establecimiento estuvo restringido por oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quienes permanecen allí para ordenar la cola y evitar nuevos saqueos.

Por su parte, trabajadores de un supermercado privado revelaron que el desabastecimiento del local sigue igual. El viernes, por ejemplo, los anaqueles estaban repletos, pero de Nestea, condimentos y azúcar morena.

En San Félix el temor por nuevos saqueos no escasea

“El jueves trabajamos horrible, tuvimos que cerrar dos veces”, contó Nairobys González, trabajadora de un puesto de charcutería en el mercado municipal de Chirica, un rebullicio tuvo lugar en el recinto “porque todavía la gente anda tensa y en lo que escuchamos el alboroto cerramos, como a las 8:00 de la mañana, por miedo a que vuelvan a saquear”. A las 8:30 volvieron a abrir. Otro susto se repitió a las 10:00 de la mañana del jueves.

Para el carnicero Oswaldo Graffe, el problema está en la venta controlada de harina de maíz precocida a precio regulado dentro del mercado, “tienen que hacer esa venta afuera, toda esa gente entra y se desespera por comprar, entonces cuando se acaba quieren arrasar con todo”. El abastecimiento de carne en Chirica está garantizado, solo que el kilo de la proteína de primera está en 900 bolívares y la de segunda en 850 bolívares.

Con información del Correo del Caroní

Comentarios

comentarios