article-thumb
   

¡Habla la historia! Revocatorio de 2004 tomó un año y enmienda de 2009 se votó en dos meses

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- La salida adelantada del presidente Nicolás Maduro por la vía constitucional es un objetivo unánime de la oposición, las divergencias radican en el mecanismo. Renuncia, revocatorio, enmienda, reforma, constituyente y abandono del cargo, son las vías establecidas en la Carta Magna, aunque son el revocatorio y la enmienda las que lucen viables y ganan adeptos.

Mientras el revocatorio es la bandera del gobernador de Miranda, Henrique Capriles; la enmienda, propuesta por La Causa R, cuenta con el visto bueno del presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup. Ambos mecanismos han sido activados en los últimos 17 años y basta con revisar la historia para determinar la conveniencia y eficacia de invocar uno u otro.

Fue el 15 de agosto de 2004 cuando finalmente se llevó a cabo el referendo revocatorio contra el fallecido Hugo Chávez, habiéndose iniciado el proceso para su activación desde agosto de 2003 con la consignación de 3,2 millones de firmas ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), las cuales fueron rechazadas por haber sido recogidas antes de cumplirse la mitad del periodo.

En noviembre de 2003, acatando las reglas impuestas por el ente comicial, la oposición recogió 3,6 millones de firmas en el plazo máximo de cuatro días, pero nuevamente fue rechazada la solicitud porque el CNE declaró cerca de medio millón de firmas como inválidas y 1,1 millones como dudosas, de las cuales 876 mil fueron calificadas como firmas planas. En mayo de 2004 se realizó un proceso de reparo que permitía confirmar la autenticidad de las firmas cuestionadas. Finalmente así se logró llegar a dos millones 436 mil firmas para que el CNE convocará el referendo que se llevó a cabo tres meses después.

De acuerdo con el artículo 72 de la Constitución, un número no menor de 20% de los electores inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria a un referendo revocatorio. Con el actual registro de 19,5 millones de votantes se necesitan al menos 3,9 millones de firmas, tal como lo anunció Capriles, quien ha propuesto la ambiciosa meta de recoger cuatro millones de firmas en un solo día. Basado en la experiencia de 2004, esta jornada no podría realizarse hasta después del 19 de abril.

Según el mismo artículo, se considera revocado el mandato solo cuando igual o mayor número de electores que eligieron al funcionario haya votado a favor de la revocatoria, en un proceso con al menos 25% de participación. Esto quiere decir que para revocar a Nicolás Maduro no solo basta con ganar el referendo sino que además hay que ganarlo con un número igual o superior a siete millones 587 mil 579 votos.

Por otro lado, la enmienda que se votó el 15 de febrero de 2009 para permitir la reelección indefinida fue presentada y aprobada por la Asamblea Nacional en primera discusión el 18 de diciembre de 2008, es decir, apenas dos meses antes. El 13 de enero fue aprobada en segunda discusión, remitiéndose de inmediato a los rectores del CNE, quienes fijaron la consulta para el 15 de febrero, cumpliendo con lo establecido en el numeral 3 del artículo 341 de la Constitución, que ordena al Poder Electoral realizar la consulta en los 30 días siguientes a la recepción.

La iniciativa para una enmienda podrá partir de 15% de los electores, del Presidente de la República o de 30% de los integrantes de la AN, requiriéndose en este último caso la aprobación del Parlamento por mayoría simple. Para la enmienda de 2009, Chávez había propuesto en un principio que la iniciativa partiera de los ciudadanos, pero cambió de opinión porque eso haría el proceso “más engorroso y menos expedito”, en vista de que se requería recoger al menos dos millones 550 mil firmas, encomendándole entonces la tarea a la Asamblea Nacional que logró el objetivo en apenas 56 días.

El eventual obstáculo a la enmienda podría venir de la Sala Constitucional de Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), alegando que la modificación no aplicaría para el periodo actual. Sin embargo, la experiencia de 2009 constituye una jurisprudencia que echa por la borda este argumento, ya que esa enmienda fue declarada constitucional por el TSJ para entrar en vigencia apenas fue publicada en gaceta oficial, lo que permitió que Hugo Chávez se postulara para la reelección en las elecciones presidenciales de 2012.

Comentarios

comentarios