Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Hasta por Cadivi el gobierno le otorgó dinero al partido español Podemos

El mecanismo utilizado para vender dólares baratos para el desarrollo de empresas venezolanas fue utilizado para regalar millones de dolares a la fundación española Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), dinero que terminó en los bolsillos de Pablo Iglesias y su partido Podemos. Cabe suponer que las recientes denuncias de Hugo Carvajal deberían incluir este pequeño detalle

Caracas.- Hasta RIF venezolano -J 309730509- tenía la Fundación  Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) así como  una dirección en Caracas, Boulevard Sabana Grande, Edificio Provincial Piso 0, oficina 1, información que aparece en los archivos de Cadivi, hoy ocultos a quien pueda interesar.

Lea también: Estudio Encovi 2021: Venezuela, una sociedad estática

La fundación fue la "empresa" número 4.170 que recibió millones de dólares, dinero que el profesor español Roberto Alfonso Viciano Pastor, cobraba  a cuenta de nada. Para entonces  Presidente de la fundación, catedrático e impulsor de Podemos,  Viciano Pastor recibió la suma de 2 millones 858,866 dólares entre los años 2004-2011 y otros 381 mil 923,83 dólares en 2012, lo que suma  3 millones 240 mil 790 dólares liquidados al catedrático como presunto beneficio por "venderle" ideas al gobierno de Hugo Chávez.

La suma forma parte del expediente que ha ensuciado la fugaz carrera de Pablo Iglesias, calificado hoy por sus adversarios como el beneficiario de dinero proveniente de una dictadura. De hecho, un documento interno de la fundación señala sin mayores problemas que “son beneficiarios de la Fundación CEPS todas aquellas personas que se encuentren en condiciones de tomar parte, de uno o de otro modo, en las actividades que organiza la Fundación”.  Actividades a cargo del Consejo Ejecutivo estaba compuesto por nueve personas, entre ellas Pablo Iglesias. Sus compañeros eran Rubén Martínez Dalmau -vicepresidente segundo del Gobierno de la Comunidad Valenciana en estos momentos-; Alberto Montero Soler -hasta hace cuatro años diputado nacional de Podemos, Adoración Guamán Hernández -Fabiola Meco Tébar -diputada autonómica de Podemos-; Antonio de Cabo de la Vega, José Manuel de Pablos e Isabel Luján Gimeno,  del entorno de Podemos y, por supuesto, el profesor Roberto Viciano Pastor -impulsor de CEPS y de todo lo que ha rodeado a Podemos. 

Según varias investigaciones de la prensa española, a Roberto Viciano Pastor se le  considera el  «padre» del polémico proyecto constitucional que Chavez sometió a referendum Consagrado a ese teórico propósito, Viciano vive una media de seis meses al año entre Caracas, Quito y La Paz. En Venezuela, Ecuador o Bolivia, este fervoroso defensor del derecho de autodeterminación para el País Vasco es ya uno de los referentes de esa clase de intelectual español que admiten personajes como el mismo Hugo Chávez, Evo Morales en Bolivia o el presidente de Ecuador, Rafael Correa, Roberto Viciano preside la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS). Creada en 1993, de acuerdo con sus propios estatutos, CEPS tiene entre sus objetivos el de contribuir, por medio de la aplicación práctica del trabajo intelectual de sus integrantes, «a la transformación de la sociedad en una realidad más justa, democrática y solidaria».

"Es una mentira interesada relacionar una fundación como CEPS con las cuentas de Podemos, que son transparentes«, defendía Juan Carlos Monedero en junio de 2014, dos años después de que la fundación a la que también pertenecía se habia embolsillado más de tres millones de dolares del gobierno de Hugo Chavez vía Cadivi, aunque la Asamblea Nacional electa en  2015 logró demostrar que la administración chavista había destinado más de 7 millones de euros a la fundación española. 

Que tan sospechosa fue esa alianza entre CEPS y el chavismo, que  Ruben Martinez Dalmau, Consejero de Podemos y Vicepresidente de la Generalita de Valencia, se excuso de asistir  ante las llamadas Les Corts de Valencia ( sería el equivalente a un parlamento local) para dar explicaciones  sobre la financiación de la fundación CEPS y sus beneficiarios. En la orden del día  constaba su comparecencia para "informar sobre su condición de beneficiario de fondos del gobierno de Venezuela a través de la fundación CEPS", asunto que nunca respondió. 

Lo cierto es que en el registro fiscal de  fundaciones del estado español, CEPS declara haber realizado 41 convenios con el gobierno de Hugo Chavez, incluyendo allí asesorías al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Todo por la cifra de 3,9 millones de euros, extraídos de las arcas de Cadivi, una más de las múltiples ramas de ese árbol gigantesco de corrupción que tiene al país cocinando con leña. 





Artículos relacionados

Destacados

El manejo de Monómeros ha traído como consecuencia divisiones y controversia en el seno de la oposición

Destacados

Maduro cargó contra las personas que cuestionan a Pablo Montero por cantarle "Las Mañanitas" en su cumpleaños

Destacados

Las tres actas restantes por totalizar corresponden al Municipio Arismendi de Barinas

Destacados

Maduro dijo que organizará la agenda para recibir a los gobernadores y alcaldes electos en las regionales y municipales del 21 de noviembre