article-thumb
   

Hepatitis A, la enfermedad que resurge súbitamente entre escasez de reactivos y vacunas

El Cooperante | 26 julio, 2018

Caracas/Foto: Espromed Bio.- Hasta inicios de abril, solo en San Carlos, en el estado Cojedes, se contabilizaban más de seis mil casos de hepatitis A. La información fue provista por el presidente del Colegio de Bioanalistas de la entidad, Elvis López, quien señaló a El Pitazo que los informes no fueron obtenidos de datas oficiales, sino que se recogió el registro en cada centro hospitalario.

Lea también: Deudas, anemia y escasez: Lo que hay detrás de la proliferante venta ilícita de sangre

La ciudad capital también se ha visto afectada por la emergente epidemia. En marzo pasado, un colegio ubicado en Los Dos Caminos, municipio Sucre de Miranda, reportó varios casos de la enfermedad viral y alertó a los representantes de los menores para evitar el contagio a mayor escala. La historia se repitió en mayo en un liceo bolivariano en el estado Vargas. Así, son cada vez más frecuentes las historias de los casos positivos por la enfermedad hepática.

La hepatitis A

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hepatitis A es una enfermedad ocasionada por un virus del mismo nombre, el cual, en esta variante específica, se contagia a través de alimentos infectados por heces de personas infectadas. La insalubridad del agua y las precarias condiciones higiénicas, están relacionadas directamente con la propagación de la enfermedad, una posible explicación ante la acentuación del contagio en los últimos tres meses.

Los más vulnerables al momento de exponerse al virus, son aquellos que no han sido vacunados o que no han sufrido la hepatitis A, y es que una vez adquirida, el sistema se inmuniza de por vida contra esta. Aunque rara vez es mortal, a diferencia de la B y la C, y no genera hepatopatía crónica puede desencadenar una hepatitis fulminante.

Prevención

La OMS recomienda mantener a la población inmunizada contra el virus, sin embargo, Venezuela no tiene incluida en su esquema de inmunizaciones la vacuna contra la hepatitis A. Según El Pitazo, a finales de junio, la dosis se conseguía en centros privados por el valor de USD 150, el equivalente a Bs. 525 millones o 175 salarios mínimos.

Asimismo, la organización internacional insta a la población a lavarse constantemente las manos, para así evitar el posible contagio, mientras que pide a los gobiernos ejecutar sistemas adecuados de abastecimiento de agua potable y de eliminación apropiada de las aguas residuales.

Diagnóstico

Para diagnosticar la hepatitis A, es necesario realizar pruebas especializadas, pero debido a la falta de reactivos en los laboratorios y a los elevados costos de los exámenes a escala nacional, es difícil determinar el contagio. Por lo general, se realizan exámenes básicos y por el resultado de los valores, aunado a los síntomas de los pacientes, se detecta la enfermedad, pero este método no es del todo confiable.

“No había reactivos en varios laboratorios, y en el que conseguí me salió Bs. 10 millones la prueba”, dijo una paciente afectada por el virus a esta redacción, quien se sometió a los exámenes para descartar la enfermedad hace dos semanas atrás, por lo que no  duda que el costo de estos ya haya aumentado.

Además, los pacientes diagnosticados con hepatitis A deben realizarse, semanalmente, un examen para evaluar sus niveles de bilirrubina y otros, el cual, cifraba Bs. 2.9 millones hasta la semana pasada. También deben asistir a consulta médica cada semana, lo que agrega otro tanto más a la cuenta. “En tres semanas la consulta pasó de Bs. 450 mil a Bs. 1 millón, y la próxima no sé en cuánto esté”, manifestó la fuente, quien detalló que estos módicos precios los ofrece un centro público y es que asistir a uno privado es mucho más costoso.

Le puede interesar: Polio, la enfermedad que mantiene en vilo a Delta Amacuro y que el Gobierno calla

Entre los síntomas, la OMS advierte fiebre, malestar general, pérdida de apetito, diarrea, náuseas, coloración oscura de la orina e ictericia, o piel amarillenta. No en todos los casos se presentan estos síntomas simultáneamente y en 50% de los pacientes no se

Tratamiento

No existe tratamiento para esta enfermedad. Los especialista recomiendan mantener reposo absoluto durante tres semanas, como mínimo, pero dependerá de la recuperación del paciente lo que se extienda después de este periodo. Asimismo, se recomienda incluir alimentos saludables a la dieta y evitar las grasas. Pese a que el paciente se ahorra el costo del tratamiento, los exámenes de rutina para hacer seguimiento a la evolución de la enfermedad son caros y no se realizan en todos los laboratorios debido a la escasez de reactivos.

Lea además: Yukpa, la etnia olvidada por el Gobierno que intenta sobrevivir al paludismo

El Cooperante contactó alrededor de diez laboratorios clínicos para conocer los costos actualizados de las pruebas que permiten determinar si una persona tiene hepatitis A. Los rangos de precio van desde los ocho hasta los 30 millones de bolívares, y en la mayoría de los consultados los resultados se entregan en 48 horas. Sin embargo, hay excepciones en los que se entregan en 25 o más días hábiles, algo incoherente, pero relacionado directamente con la escasez de reactivos.

Comentarios

comentarios